Enrique Mendoza, presidente del Poder Judicial, hizo el emplazamiento al titular de la Corte Superior de Madre de Dios. (Perú21)
Enrique Mendoza, presidente del Poder Judicial, hizo el emplazamiento al titular de la Corte Superior de Madre de Dios. (Perú21)

Ante la hecha por el ministro del Ambiente, , el presidente del , , emplazó al titular de la Corte Superior de Justicia de Madre de Dios, Adolfo Cayra Quispe, a reponer de manera inmediata en su cargo al destituido juez Juan Carlos Becerra Marroquín, quien anuló fallos a favor de la minería ilegal.

"Sin menoscabo de las atribuciones que su cargo le confiere, debo exigirle, bajo los mismos criterios que motivaron que el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial disponga la evaluación jurisdiccional y administrativa de la referida Corte, que es imperiosa la necesidad de mantener la continuidad y presencia de la administración de justicia en la lucha contra la minería ilegal en la zona", indica el pronunciamiento de Enrique Mendoza.

Tras expresar su preocupación por la remoción de Becerra Marroquín, el presidente del Poder Judicial manifestó que "los jueces de todos los niveles tienen como garantía constitucional el derecho a la estabilidad en su cargo y la permanencia en el servicio, no rompiendo dicha regla la condición de juez supernumerario que pueda tener un determinado magistrado, pues ello atentaría contra la independencia judicial que debe caracterizarlo".

"La facultad de reasignar, ratificar y/o dejar sin efecto la designación de un Juez Provisional o Supernumerario debe valorar considerando su desempeño bajo tal condición, pues el criterio siempre debe ser el de brindar un correcto servicio de impartición de justicia", añadió Mendoza.

De acuerdo a un informe periodístico, a siete semanas de ser nombrado titular del Juzgado Mixto del distrito de Huepetuhe, Juan Becerra Marroquín fue destituido sin razón alguna por Adolfo Cayra.

Durante el ejercicio de su cargo, Becerra anuló una serie de acciones de amparo y hábeas corpus que su antecesor, el exjuez Mitchel Ramos, había dictado a favor de empresas y personas relacionadas con la extracción ilegal de oro, entre ellas Gregoria Casas, más conocida como la 'Tía Goya'.