Policía está tras sus pasos. (Rafael Cornejo)
Policía está tras sus pasos. (Rafael Cornejo)

La Primera Sala Penal para Reos en Cárcel del Callao decidirá sí confirma o deja sin efecto la resolución del Noveno Juzgado de esa jurisdicción, que ordenó la detención del exfutbolista Roberto Martínez por el presunto delito de espionaje telefónico en agravio del presidente regional del Callao, Félix Moreno.

Martínez, quien se encuentra en la clandestinidad desde el 26 de abril, apeló dicha medida.

El exdeportista, que se de-sempeñó como gerente de Servicios Sociales de la comuna chalaca, es procesado como presunto instigador del delito de interceptación telefónica. Por este cargo, Martínez podría recibir una condena de cuatro años de cárcel.

Este caso salió a la luz en marzo de 2012, cuando Wilbur Castillo, extrabajador del municipio del Callao, denunció públicamente el 'chuponeo' cometido desde la central telefónica de la Municipalidad de Ventanilla.