Políticos nuevos y curtidos, dirigentes reciclados, jales de último momento, ex ministros, ex gobernadores y profesionales de distintos sectores caracterizan las 17 planchas presidenciales que buscan participar en las .

La sorpresa principal fue la incorporación de la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, en el equipo del oficialista Daniel Urresti, procesado en el Poder Judicial por el asesinato del periodista ayacuchano Hugo Bustíos.

También llamó la atención la designación del empresario 'Nano' Guerra García como candidato de Solidaridad Nacional, cuando hace tan solo semana y media era la carta del Partido Humanista.

De igual forma, el ex líder del Frente Independiente Moralizador (FIM), Fernando Olivera, reapareció en la política de la mano del partido Progreso y Obras. Mientras que Democracia Directa, que dejó colgado a un sector de la izquierda, impulsa la candidatura de Gregorio Santos.