Se quebró. El presidente de la , , no pudo evitar las lágrimas al intervenir ante el juez en su audiencia de prisión preventiva por 36 meses por su supuesta vinculación con la organización criminal 'Los Cuellos Blancos del Puerto'. 

"Sabía que rompía con muchos esquemas y vicios del pasado que me iban a generar muchos enemigos, pero jamás imaginé que las cosas iban a llegar tan lejos", sostuvo. 

En su defensa, Edwin Oviedo optó por hacer analogías de su situación legal con el fútbol e incluso dijo sentirse inspirado por el esfuerzo y constancia de la selección peruana y del entrenador Ricardo Gareca "que dio la cara y puso el pecho cuando pocos creían en él". 

"Sé que los pronósticos no me son muy favorables. Sé también que al enfrentar dos procesos de prisión preventiva voy a pasar la Navidad en prisión, lejos de mi familia, pero sé también que jamás le he hecho daño a nadie y confio plenamente en mi inocencia", dijo Edwin Oviedo

El investigado recordó que hace cinco meses entregó su pasaporte como garantía de que no saldría del país y se puso a disposición del Ministerio Público. Afirmó que enfrentaría el juicio e investigaciones que sean necesarias para probar su inocencia. 

"Yo solo quiero volver a mi trabajo, quiero ir a abrazar a mi esposa, a mis hijos y a mis hermanos para volver a decirles que los amo y que nadie nos va a separar. Aquí estoy y aquí seguiré poniendo la frente y el pecho porque estoy seguro de mi inocencia porque Dios lo sabe, pero creo que tengo el derecho de enfrentar este proceso en libertad, por eso le solicito encarecidamente que decida lo justo y debido a ley", señaló. 

Edwin Oviedo