Al parecer, a Zegarra tampoco le importa mucho lo que opine la gente. (USI)
Al parecer, a Zegarra tampoco le importa mucho lo que opine la gente. (USI)

Al igual que la alcaldesa , el exteniente alcalde también dejó de lado su promesa de no asumir ningún cargo en la Municipalidad de Lima tras ser revocado en marzo pasado, y aseguró que no piensa renunciar al directorio de la Empresa Municipal de Mercados S.A. (Emmsa), .

Ayer, de no convocar a sus regidores revocados por voluntad popular, y defendió su decisión de designar a Zegarra en Emmsa, al alegar que, prácticamente, lo obligó a aceptar el encargo porque se trata de un persona capaz.

"No (voy a renunciar), en lo absoluto, mientras tenga la plena confianza de Juan Rheineck (titular de Emmnsa), del resto del directorio y de la propia alcaldesa. Yo espero que este escándalo desaparezca. Yo creo que la población quiere saber qué va a pasar con el mercado mayorista, que es lo más importante", dijo Zegarra en Ideeleradio.

"Me sorprendió un poco que Susana (Villarán) use la palabra exigir, lo que entiendo es que ella lo ve como un deber cívico el que se estaría exigiendo. Obviamente, yo tengo un compromiso no solo con esta gestión, sino con un proyecto político. Nosotros hemos trabajado juntos hace muchos años y, obviamente, Susana necesita el apoyo de todos los que creemos firmemente en que ella está haciendo una gestión importante para Lima", señaló.

Al respecto, el regidor Pablo Secada, a la sazón precandidato del PPC para la Alcaldía de Lima, dijo que lo que hacen tanto Villarán como Zegarra es ignorar la decisión de la gente que se expresó en la revocatoria de marzo pasado. "La alcaldesa sigue desconociendo la voluntad popular, ese es el fondo del asunto", anotó en RPP.