Tras la decisión de la Segunda Sala de Apelaciones Nacional de apartar al juez del caso Lava Jato —que investiga a la lideresa de Fuerza Popular, , por presunto lavado de activos—, el fiscal sostuvo que se está confirmando el peligro de obstaculización. 

Domingo Pérez recordó que en octubre del año pasado en los documentos que se incautaron del abogado Vicente Silva Checa —señalado como asesor de Keiko Fujimori— se buscaba que el magistrado Richard Concepción no siga más en el caso que investiga a la lideresa y otros investigados como parte de su estrategia. 

"Con esa lectura se está confirmando que el peligro de obstaculización, el peligro de intromisión y de interferencia subsiste", agregó un preocupado fiscal del Equipo Especial del caso Lava Jato. 

En esa línea, el fiscal Pérez cuestionó la falta de rigurosidad de la sala que es presidida por Octavio Sahuanay e integrada por Iván Quispe y María León; pues en la defensa de Jaime Yoshiyama no se consignaron las pruebas (extractos de entrevistas del magistrado) que es norma expresa para estas solicitudes. 

"Si actualmente Jaime Yoshiyama está prófugo de la justicia es por esta sala que en febrero ya se había solicitado impedimento de salida para él atendiendo que se podían dar las circunstancias que están pasando", agregó. 

Fuentes de peru21 confirmaron que una de las medidas que la Fiscalía está evaluando tras la separación del juez Concepción Carhuancho es recusar a la Segunda Sala de Apelaciones Nacional y presentar queja ante la OCMA.