Efectivos de la Diviac intervinieron en febrero la sede del Minsa por el caso de las vacunaciones clandestinas. (GEC)
Efectivos de la Diviac intervinieron en febrero la sede del Minsa por el caso de las vacunaciones clandestinas. (GEC)

En medio de cruciales investigaciones –como la de Los Cuellos Blancos, Lava Jato y la irregular vacunación de funcionarios–, la comandancia general de la Policía Nacional dispuso el cambio de 96 efectivos de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) de un total de 161. Es decir, más de la mitad de sus miembros. Y sucede luego del destape de casos que han comprometido a las más altas autoridades del gobierno de y funcionarios de la actual gestión.

La resolución fue emitida el 1 de marzo y ordena la reasignación de personal policial a nivel nacional. Son 1,351 miembros, entre alféreces, capitanes y tenientes de armas, que han sido relevados “por necesidad de servicio”. Entre ellos se encuentran los subalternos de la Diviac, los que realizan trabajo de campo. El documento lleva la rúbrica del comandante general de la Policía, el general César Cervantes.

Por ejemplo, hay oficiales que ahora cumplirán funciones protegiendo carreteras y resguardando comisarías cuando su especialidad es de inteligencia e intervención en diligencias.

MIRA: Vacunagate: Policía y Ministerio Público recaudan información en sede del Ministerio de Salud

Una semana antes de estos cambios, la Diviac desplegó un operativo en las sedes del Ministerio de Salud (Minsa), las universidades Cayetano Heredia y San Marcos, y del Instituto Nacional de Salud (INS) para recabar documentación sobre la inmunización clandestina de altas autoridades.

Es el caso que involucra al expresidente Martín Vizcarra, a las exministras Pilar Mazzetti y Elizabeth Astete, y otros servidores estatales con un presunto favorecimiento en la compra de vacunas al laboratorio chino Sinopharm.

Si bien el fiscal anticorrupción Marco Carrasco dirigió la diligencia, los policías de la Diviac son los encargados de diseñar la estrategia de la intervención.

Parte de la lista de cambios en la PNP a nivel nacional.
Parte de la lista de cambios en la PNP a nivel nacional.

Esas operaciones también han sido necesarias para los equipos especiales de los casos Lava Jato y Cuellos Blancos. La Diviac se ha encargado de escuchar las interceptaciones telefónicas a magistrados, así como de allanar la casa del exmandatario Alan García el día en que iba a ser detenido.

Su labor es fundamental para desenmarañar las redes criminales que operan en el sistema de justicia y en la política.

Lo otro que ha llamado la atención es que si bien los 96 efectivos han sido movidos a otras áreas, la Diviac no ha recibido el mismo número de personal para cubrir las plazas vacantes. Según fuentes de este diario, solo diez han sido asignados. En otras palabras, la Diviac se ha quedado con 86 efectivos menos para cumplir con sus labores.

Preocupación

En el equipo especial del caso Cuellos Blancos no ha caído nada bien la decisión de la comandancia general de la Policía. Dos agentes de apoyo serán retirados.

Este cambio implica que el Ministerio Público no cuente con gente especializada en sus investigaciones. Los nuevos agentes que lleguen deberán acostumbrarse a la dinámica de trabajo y ponerse al corriente de los procesos.

“En el equipo especial trabaja gente de confianza, cambiar una pieza es poner en riesgo todas las investigaciones. ¿Por qué hacer esos cambios ahora, y justo después de que la Diviac ha entrado a tallar en la investigación de las vacunaciones clandestinas?”, comentaron las fuentes consultadas por este diario.

La resolución fue publicada en medio de los rumores de la salida del actual jefe de la Diviac, el coronel Jorge Gonzales. Se trataría, en realidad, de una variación prevista con anticipación porque se concretaría el regreso del coronel Harvey Colchado.

El coronel PNP Harvey Colchado retornaría para dirigir a la Diviac. (Foto: Congreso)
El coronel PNP Harvey Colchado retornaría para dirigir a la Diviac. (Foto: Congreso)

En diciembre de 2019, Colchado dejó el puesto por cuestiones académicas y fue quien propuso a Gonzales como su sucesor. En 2020, participó del programa de alto mando en Orden Interno y Desarrollo Nacional, estudió la maestría en Administración y Ciencias Policiales y también el diplomado en Comando y Asesoramiento en Estado Mayor.

Hizo todos esos estudios para alcanzar el grado de general y seguir ascendiendo en su carrera policial. Esos requisitos, además, son indispensables para encabezar una división y dirección dentro de la Policía Nacional.

Colchado es recordado sobre todo por los fujimoristas. Fue quien, en octubre de 2018, organizó la sorpresiva diligencia en la que se detuvo a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, en plena sede del Ministerio Público.

En ese mismo año también ideó el plan para detener en su casa de Miraflores al expresidente Alan García, quien finalmente se suicidó. Esa operación provocó que sea convocado al Congreso junto a su equipo en una recordada sesión en la que recibieron todo tipo de agravios.

Si Harvey Colchado regresa a la Diviac se encontrará con ese déficit de personal. Para cualquier jefe esta situación sería una adversidad.

Tenga en cuenta

-Este diario consultó al ministro del Interior, José Élice, por los cambios dispuestos en la Policía Nacional. Pero no hubo respuesta a los mensajes por WhatsApp que se le dejaron.

-En 2019, la Diviac desarticuló 33 redes criminales, desplegó 154 operativos, realizó 437 detenciones e incautó más de un millón de soles.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Romulo Mucho candidato al congreso Avanza País #34
Romulo Mucho candidato al congreso Avanza País #34