(USI)
(USI)

La presidenta ejecutiva de Devida, Carmen Masías, dijo que el discurso violentista de "coca o muerte" ha perdido vigencia en el valle del Monzón gracias a la acción del Estado, que para impulsar el desarrollo alternativo.

"Un lema tan terrible como 'coca o muerte' ahora ha cambiado por otro más positivo como 'viva el desarrollo' y 'viva el Monzón'. En mi última reunión con alcaldes y dirigentes cocaleros, terminamos con vivas al Monzón, con arengas positivas hacia el desarrollo", dijo a la agencia Andina.

Agregó que desde el ingreso del Estado al valle del Monzón, en la región Huánuco, hay un acercamiento más marcado entre los representantes del Gobierno central con autoridades locales, de tal forma que ya hay un cambio de mentalidad sobre el cultivo de coca.

Por ejemplo, informó que tras la reunión sostenida esta semana con 35 representantes y autoridades del Monzón, hubo un pronunciamiento el que rechazan el narcotráfico, la violencia y el terrorismo.

"El Monzón ahorita tiene un 51% de pobreza total y 35% de pobreza crítica. La pregunta que le hemos hecho es: ¿queremos seguir en esto? ¿Qué les ha dado la coca en todas estas décadas? Nada, solo pobreza", subrayó.