Martha Chávez ha dicho que no piensa renunciar y ha denunciado amenazas. (Mario Zapata)
Martha Chávez ha dicho que no piensa renunciar y ha denunciado amenazas. (Mario Zapata)

La designación de la parlamentaria fujimorista como coordinadora del grupo de seguimiento a las recomendaciones de la Comisión de la Verdad (CVR) en la Comisión de Justicia , sino también ha revelado la intolerancia de grupos que parecen reclamar la exclusividad de la defensa de los derechos humanos en el Perú.

Así lo señaló el legislador , quien cuestionó que se pretenda vetar a la polémica congresista de Fuerza Popular por su posición crítica al informe que elaboró la CVR sobre el baño de sangre que desataron y el MRTA durante dos más de dos décadas en territorio nacional.

"A ella la acusan de intolerante, pero le están aplicando la misma intolerancia. En el Congreso no pueden haber vetos", comentó el aprista.

"¿Cuál es el problema de que pedir que se investigue el informe de la Comisión de la Verdad, qué cosa es, una palabra santa? Este es un tema que debe discutirse y por haber dicho eso, a Martha Chávez le están dando con todo", agregó.

"Nadie en el Perú puede decir que el dueño de los derechos humanos soy yo, no se puede tener esa posición intolerante", insistió Mulder, quien también ratificó sus críticas al informe de la CVR, que –según dijo– señala que en el Perú no hubo terrorismo sino un conflicto interno y que Sendero no era un grupo subversivo sino fuerzas alzadas en armas.

En torno a la polémica por la designación de Chávez, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, dijo que lo ideal hubiera sería nombrar a personas que tengan vocación en derechos humanos. "Ojalá que no entremos a un espacio de enfrentamiento por una materia que nos debería unir", dijo en Ideeleradio.

OFICIALISMO SE SUMA AL VETOEn tanto, en medio de la polémica y las críticas, la bancada de Gana Perú se sumó al 'cargamontón' contra Chávez y señaló, en un comunicado, que la legisladora fujimorista está descalificada para ejercer la coordinación del grupo de trabajo sobre derechos humanos de la Comisión de Justicia del Congreso.

"La actitud y declaraciones de la señora congresista la descalifican para tener a su cargo este importante grupo porque fomenta la división y mella la imagen del Congreso de la República", se lee en el documento.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) hizo una conferencia para exigir al Congreso el retiro de Chávez del referido grupo de trabajo.