Urresti recibió el respaldo del presidente Ollanta Humala. (Perú21)
Urresti recibió el respaldo del presidente Ollanta Humala. (Perú21)

La tercera nunca es la vencida para este gobierno. El presidente Ollanta Humala salió ayer en defensa de su en su contra. Primero fue el premier René Cornejo, luego el ministro de Energía y Minas Eleodoro Mayorga, y ahora el ministro del Interior Daniel Urresti.

En los tres casos, el mandatario asegura haber conocido de sus problemas antes de nombrarlos en sus respectivos cargos. . Con esa frase, el jefe de Estado lanzó el salvavidas a su titular del Interior ante el proceso judicial que afronta por el asesinato del periodista Hugo Bustíos, en noviembre de 1988, en Ayacucho.

Para defenderse, Urresti insiste en descalificar al coronel EP en retiro Amador Vidal, quien lo sindicó como autor mediato de la muerte de Bustíos. "Él pretende vengarse por haberlo denunciado una vez. Cuando yo estaba en Inteligencia y Contrainteligencia, le hice un informe por inconducta por haber abandonado su base", insistió el procesado.

Este argumento, sin embargo, no tiene asidero para el exintegrante de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) Carlos Tapia, quien aseguró que es imposible que Urresti, como jefe de Inteligencia S-2, no haya tenido conocimiento del accionar contra el periodista Hugo Bustíos.

Según detalla Tapia, el S-2 tenía como misión detectar a los sospechosos de Sendero Luminoso, incorporarlos al cuartel para interrogarlos y después desaparecerlos. "Es imposible que el hombre de inteligencia no haga su tarea y, por lo tanto, que un subordinado oficial realice una acción sin que este lo supiera", agregó Tapia a Perú21.

El analista político también descartó la versión de Urresti en la que sostiene que investigaba a los oficiales por el robo de partes de camiones. "En plena lucha contra Sendero Luminoso no se pensaba en el robo de autopartes", dice.

En esta misma línea, el abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL) Carlos Rivera sostuvo que el ministro Urresti deberá informar sobre su participación específica en la base de Castropampa en 1988.

"Habrá que preguntarle a Urresti qué dijo respecto del caso Hugo Bustíos, cuál fue su investigación, porque, en su informe de eficiencia, Urresti es calificado entre 97 y 98 sobre 100. Es decir, él durante el año 88 cumplió una labor casi perfecta. Habrá que preguntarle cuál fue la indagación de quién mató al periodista Hugo Bustíos y quién intentó matar al periodista Eduardo Rojas Arce", dijo el abogado.

Asimismo, criticó la protección lanzada por el presidente Humala a Urresti ad portas de que la Fiscalía emita un dictamen que puede ser acusatorio y abrir la puerta a un juicio oral al ministro. "Es una protección política que (Urresti) intentará usar en el proceso", acotó.

Al Pdte Humala le importa un carajo los crímenes de lesa humanidad contra los periodistas: el capitán "Arturo" se queda.— Carlos Rivera Paz (@IDL_Rivera)

De otro lado, acusó que esta injerencia del gobierno atenta contra los compromisos internacionales asumidos por el Estado en materia de derechos humanos. "El presidente ya ha interferido en casos de ministros denunciados por actos de corrupción, pero el caso de Urresti es más grave porque estamos ante un crimen de lesa humanidad", manifestó.

Desde el Ejecutivo, el ministro de la Producción, , destacó la declaración de Daniel Urresti. Además, señaló que esa denuncia no tiene sentido, porque en más de 20 años no se ha podido implicarlo como culpable. Sin embargo, admitió que no sabía de ese antecedente.

En el Congreso, el vocero fujimorista Héctor Becerril solicitó al titular del Legislativo, Fredy Otárola, una sesión extraordinaria para escuchar a Urresti. Sin embargo, en su bancada hay discrepancias porque su colega Carlos Tubino pide que cese lo que consideró "una persecución contra militares".