En el banquillo. Urresti viene siendo procesado por la Tercera Sala Penal Superior Liquidadora.(Foto: USI)
En el banquillo. Urresti viene siendo procesado por la Tercera Sala Penal Superior Liquidadora.(Foto: USI)

Tras más de un año y 11 meses, el juicio oral en contra de por el asesinato del periodista Hugo Bustíos se encuentra en una etapa final y el hoy candidato a la Alcaldía de Lima por Podemos Perú bien podría recibir una sentencia antes de fin año que podría frustrar cualquiera de sus aspiraciones políticas.

La Fiscalía pide 25 años de cárcel para Urresti tras acusarlo como autor mediato del asesinato de Bustíos, ocurrido en Huanta (Ayacucho) en noviembre de 1988, cuando el hoy candidato municipal era jefe de inteligencia en la base contrasubversiva de Castropampa.

En octubre de 2018, el Colegiado B de la Sala Penal Nacional absolvió al también exministro del Interior de Ollanta Humala. Sin embargo, en abril de 2019, la Corte Suprema anuló esa sentencia al advertir que no se habían ponderado íntegramente todos los elementos, ordenando que sea otra sala penal superior la que realice un nuevo juicio. Con varios meses de retraso, ello no ocurrió sino hasta el 26 de noviembre de 2020.

“Esta es la etapa final del proceso. Al anularse el juicio anterior, la Corte Suprema también revaloró a la testigo principal del caso, que es una testigo presencial, directa, que dice que ella vio a Urresti participar en el asesinato de Bustíos. Es posible que se tenga una sentencia antes de fin de año o a principios del próximo”, comentó a Perú21 la reconocida periodista Sonia Goldenberg.

Goldenberg participó en el proceso en calidad de testigo experto al haber cubierto la región ayacuchana durante la convulsionada década de 1980 y haber conocido y trabajado con Bustíos. Ha seguido bastante de cerca el caso e incide en que Urresti incluso hasta buscó comprar testigos.

“Urresti fue pescado burdamente comprando testigos. Una persona que es inocente no compra testigos”, opinó.

A inicios del año pasado, se denunció que a Jesús Gálvez, uno de los testigos claves en el caso Bustíos, se le ofreció hasta US$5,000 para que cambie su versión en contra del general (r) del Ejército.

Pero, a pesar de la grave acusación que arrastra en su contra, Urresti no esconde sus ambiciones políticas y ha participado en todos los procesos electorales de los últimos seis años; desde la alcaldía de Lima –a la que postula por segunda vez– hasta la Presidencia.


Escenarios

Siendo el único candidato con un juicio en curso por asesinato, de llegar a ser elegido alcalde este domingo, hay dos escenarios a evaluar en caso de que reciba una sentencia condenatoria, como reclaman la Fiscalía y la familia Bustíos.

Si ello ocurre antes del 1 de enero de 2023, fecha en la que las autoridades asumirían funciones, ni siquiera sería proclamado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) una vez terminados de procesar los votos emitidos y las impugnaciones.

“Si termina siendo electo y lo sentenciaran, podría estar impedido de ser proclamado. Simplemente no lo colocan en el acta de proclamación y proclaman al señor (José) Luna como alcalde”, explicó el especialista en temas electorales José Tello.

“Y si llegase a ser proclamado y asumiera el cargo, sería causal de vacancia y lo terminarían sacando. En los dos escenarios asumiría José Luna (Morales)”, aseveró.

VIDEO RECOMENDADO:

Romy Chang