Daniel Salaverry formaliza su salida de la bancada de Fuerza Popular

Presidente del Congreso , tal como lo anunció el martes, oficializó su salida de la bancada naranja. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Tal como lo anunció un día antes, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry , formalizó esta mañana su renuncia irrevocable a la bancada de Fuerza Popular.   

En esa línea, Salaverry lamentó que sus decisiones en la gestión como presidente de la Mesa Directiva que "coinciden" con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, no tengan el respaldo de un sector de la bancada.

"Esta situación ha dejado relucir las profundas discrepancias que existen entre quienes entendemos la política como un medio para servir al país y quienes anteponen intereses subalternos", se lee en la carta de renuncia.

MOCIÓN DE CENSURA

Su salida se da en medio de la presentación de una moción de censura por parte de Fuerza Popular que se agendó para este jueves a las 6 de la tarde. La bancada naranja argumenta las "reiteradas infracciones al Reglamento del Congreso" por parte de Salaverry.

"Me han dicho dictador. Si te dicen que eres traidor, que uso rodilleras sabiendo lo que eso significa, no puedo, por dignidad, seguir perteneciendo a una bancada que piensa eso de mí", indicó el presidente del Congreso este martes, cuando anunció su salida. 

Daniel Salaverry pidió licencia a su bancada el 22 de octubre de 2018. En los meses posteriores tuvo una serie de fuertes discrepancias con Fuerza Popular.

El último ocurrió el lunes, cuando el congresista Alberto de Belaunde (Bancada Liberal) dijo en el Pleno que el fujimorismo tiene un "pacto de impunidad" con el ahora ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry.

Pese a que los representantes naranjas exigían la intervención de Salaverry y que se leyera el reglamento, el titular de la Mesa Directiva  restó poca importancia a este pedido y  respondió que era él quien dirigía el debate.

Tras ese incidente, Fuerza Popular presentó una moción para censurar al presidente del Congreso por lo que consideran un "ejercicio abusivo de su cargo".

Ir a portada