"Hay que analizar los argumentos porque ayer ha ingresado un documento con cerca de 55 congresistas solicitando esto", comentó Salaverry. (GEC)
"Hay que analizar los argumentos porque ayer ha ingresado un documento con cerca de 55 congresistas solicitando esto", comentó Salaverry. (GEC)

Pasos firmes. El presidente del afirmó esta noche en Cuarto Poder que se está "limpiando la casa" tras no renovar contrato a más de cien trabajadores militantes de quienes habrían sido puestos por recomendación y "padrinazgo". 

"No la estamos limpiando con un criterio político o partidario, a pesar que en este caso, mucha de la gente quizá coincide o tiene simpatía o son militantes de algún partido en específico. Lo que estamos haciendo es sincerando las planillas en el Congreso porque el Congreso no puede ser la agencia de empleos del partido de turno. Eso se tiene que acabar", dijo Salaverry

También alentó a que este proceso de "limpieza" se realice en los ministerios y otras instituciones públicas con el fin de eliminar a las personas que tienen un puesto de trabajo, pero "no son eficientes". 

Junto a esta medida se anunció un concurso público que se realizará en marzo de este año. Su organización será encargada a una universidad que tiene convenio con el Parlamento y las plazas serán ocupadas "por quien gane el concurso por méritos y capacidad". 

"Se acabó el tarjetazo. Se acabó el padrinazgo. Ya no van a entrar a trabajar al Congreso gente porque fue un recomendado de alguien. Habrá un concurso público", dijo. 

Más adelante aseguró que mientras esté presidiendo la Mesa Directiva no permitirá que "utilicen las instalaciones ni las computadores del Congreso para que ataquen a los adversarios", en referencia a los denominados "troles" de redes sociales.