(Andina)
(Andina)

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto, garantizó hoy que los operativos contra los remanentes de Sendero Luminoso continuarán, a pesar de los ataques perpetrados por los subversivos.

"Estamos en una zona de guerra; seguiremos luchando contra este grupo terrorista demencial", indicó a RPP.

En ese contexto, Cueto lamentó la del suboficial del Ejército Jhonny Huamán Huatarongo, quien fue alcanzado por un disparo de narcoterroristas cuando repelía el ataque desde un helicóptero en el punto KP 150 del oleoducto de Camisea, en el distrito de Kepiashiato, Cusco.

Refirió que las operaciones en el VRAEM están en curso y, al ser una zona de guerra, "desgraciadamente hay bajas". "Las Fuerzas Armadas que están allí trabajando con equipos especializados tienen armamento y capacidades para poder enfrentar a esas huestes", afirmó.

No descartó que el ataque subversivo sea una represalia por la muerte al camarada 'William', quien fue abatido durante un operativo en Llochegua, Huanta (Ayacucho).

"Es obvio que cuando estamos operando en varias zonas y tenemos enfrentamientos, ellos (los terroristas) tienen bajas y estarán permanentemente en una posición de volvernos a atacar en cualquiera de los diferentes frentes que manejamos en el VRAEM", declaró en Canal N.

Agregó que los helicópteros utilizados por las fuerzas del orden se encuentran en buenas condiciones para combatir, y ratificó que los remanentes de Sendero Luminoso en la actualidad tienen armamento de todo calibre gracias al financiamiento del narcotráfico.