VILLANOS EN CUARENTENA. El coronavirus ha afectado el ilegal negocio del narcotráfico, el precio de la droga está por los cielos. (GEC)
VILLANOS EN CUARENTENA. El coronavirus ha afectado el ilegal negocio del narcotráfico, el precio de la droga está por los cielos. (GEC)

“El mito de la coca ancestral, cultural y medicinal se ha caído”, dice un oficial de la Policía que opera en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). “Ahora que todo se ha paralizado, ha quedado claro que toda la producción en el va para la droga”, remarca el agente.

Los camiones que llevaban camuflados los ladrillos de cocaína a los principales puertos del país han dejado de circular.

Los pases de droga en la frontera entre Ayacucho y Apurímac han cesado desde la quincena de marzo.

Los delincuentes terroristas de Sendero Luminoso que hacen las veces de ‘mulas’ para transportar la droga se han quedado sin oficio. Pero sus cabecillas, los hermanos Quispe Palomino, han visto la oportunidad de atacar a las Fuerzas Armadas y la Policía.

Ellos aprovechan la oportunidad de que somos los soldados y policías los únicos que estamos en las carreteras para hacer un atentado. Por eso hemos tomado todas las medidas de seguridad”, señala el oficial.

Gracias a escuchas telefónicas e informantes infiltrados, la Policía logró desarticular a tiempo el operativo. “Ellos matan y no les interesa nada de lo que está pasando con tal de ganar un titular”, remarca el agente.

Pese a estas intenciones terroristas, los Quispe Palomino no han sido ajenos al avance de la pandemia. Hace unas semanas emitieron un pronunciamiento para que sus huestes tomen los cuidados sanitarios ante el avance de la pandemia. Ellos han recomendado el uso de plantas medicinales y recurrir a la orina como remedio casero.

CLANES GUARDADOS

Cuando los clanes familiares dedicados a la producción de droga en el Vraem suspendieron sus operaciones, se redujo la necesidad de contar con peones para el cultivo de la hoja de coca. Perú21 informó esta semana que por la crisis generada por el coronavirus.

Estos clanes de producción también dejaron de contratar a los clanes dedicados exclusivamente al transporte de la droga. Por este motivo, estos últimos también se han replegado. Otra fuente policial dedicada a la inteligencia antinarcóticos dijo a este diario que el ingreso a los puertos del país está resguardado al máximo y, por ende, el riesgo para los traficantes es mayor.

Una fuente de la Procuraduría Antidrogas señaló que durante el estado de emergencia la mayoría de intervenciones realizadas han sido por microcomercialización de drogas. Sin embargo, informaron que esta semana la Dirección Antidrogas de la Policía incautó 21 kilos de cocaína en un contenedor. Estaban camuflados en ladrillos y tenían la inscripción ‘OAKLEY’, y en el anverso estaba estampado el símbolo de Batman.

Dirandro incautó 21 kilos de cocaína en un contenedor del puerto del Callao. (Foto: PNP)
Dirandro incautó 21 kilos de cocaína en un contenedor del puerto del Callao. (Foto: PNP)

Hay buena cantidad de droga que no logró salir del país una vez iniciado el estado de emergencia por el avance de la pandemia del coronavirus. Es por eso que los equipos de Inteligencia de la Policía siguen trabajando -ahora con más cuidado- en la observación, vigilancia y seguimiento de los objetivos.

Un punto en que coinciden todas las fuentes consultadas para este informe es que, una vez decretada la vuelta a la normalidad en el mundo, el precio de la droga se va a disparar por la demanda de los consumidores que también se han visto afectados con el desabastecimiento.

Las economías ilegales también sufren, pero aún es muy pronto para saber cuál será el verdadero impacto de la cuarentena global en los negocios de los narcoterroristas.

En Ucayali, se intervino a un comercializador de drogas conocido como ‘Ocho’. Intentaba sacar 70 kilos de pasta básica de cocaína a Bolivia.

DATOS:

♦ Otra economía ilegal que se ha visto afectada es la minería depredadora que opera en la región de Madre de Dios.

♦ En la última semana de marzo, un enfrentamiento entre mineros ilegales y las FF.AA. dejó un muerto en La Pampa.

♦ En Brasil, ante la oposición de su presidente Jair Bolsonaro, algunos narcos decretaron aislamiento obligatorio en las favelas que controlan.

♦ Un narco apodado ‘Oso’, quien murió de un infarto, fue despedido por sus familiares con un funeral masivo en una localidad de Colombia.

♦ Los sicarios del cártel del Golfo en México repartieron alimentos a las familias más necesitadas del estado de Tamaulipas, informó un medio local