El ministro Víctor Zamora explicó que han creado un grupo especial de trabajo para atender los casos de los fallecidos por coronavirus. (Foto: Presidencia)
El ministro Víctor Zamora explicó que han creado un grupo especial de trabajo para atender los casos de los fallecidos por coronavirus. (Foto: Presidencia)

El ministro de Salud, , afirmó este sábado que la proyección del Gobierno es que la curva de población contagiada por el (COVID-19) alcance su punto máximo hacia el lunes 13 de abril aproximadamente.

“Proyectamos que el máximo de la curva de ascenso de pacientes llegue hacia el 13 de abril aproximadamente, días más, días menos, pero ciertamente el número de casos se está elevando progresivamente. Los esfuerzos de nuestra sociedad para mantenerse en sus casas, lavándose las manos, usando sus mascarillas, ayudará mucho a que esta curva baje. Ese es el esfuerzo que estamos haciendo como sociedad”, aseveró en conferencia de prensa virtual.

Además, el titular del (Minsa) se refirió a las muertes producidas por esta pandemia y a los protocolos implementados para estos casos. Indicó que se ha creado un grupo especial de trabajo encargado del manejo de los cadáveres por coronavirus.

“Un grupo de personas que tienen gran movilidad o que son mayores de edad, van a fallecer. Nosotros hemos creado un grupo especial que se llama grupo humanitario de manejo de cadáveres para poder manejar con dignidad, con respeto, pero a su vez con eficacia a los cadáveres”, sostuvo.

El titular de Salud explicó que, de ser posible, los cuerpos serán cremados, pero en caso no exista la capacidad para realizar este procedimiento, serán enterrados “apropiadamente y con dignidad”.

“Los cadáveres van a ser, según la norma, de ser posible, cremados y si no hay capacidad para ser cremados, [serán] inhumados apropiadamente y con dignidad. Queremos a toda costa evitar que personas que fallecen por COVID-19 tengan una muerte indigna”, dijo.

Finalmente, Víctor Zamora destacó que brindarán soporte emocional a los familiares de los fallecidos por coronavirus.

“Tenemos que acompañar, además, espiritualmente y dar apoyo emocional a sus deudos porque esta enfermedad además de habernos cambiado la vida cotidiana, también nos ha cambiará la forma en que nos despedimos de nuestros seres queridos”, acotó.