Contralor Nelson Shack dice que el caso Chinchero no está cerrado. (Perú21)
Contralor Nelson Shack dice que el caso Chinchero no está cerrado. (Perú21)

El contralor  anunció que la institución que preside realizará un control concurrente a todas las obras que se realicen en el norte del país, en el marco de los desastres ocurridos por el fenómeno de El Niño Costero.

“La Contraloría General de la República (CGR) tiene como mandato principal hacer control posterior. Sin embargo con motivo de este proceso de reconstrucción con cambios, vamos a implementar un nuevo modelo de gestión de control. Un modelo de control concurrente donde nuestra actuación no es solamente buscar la sanción, sino que somos como el asesor del gestor que genera alertas y lo ayuda a tomar decisiones”, dijo.

Shack aclaró que a diferencia del control posterior, que demora aproximadamente tres o cuatro meses en realizarse “por todo lo que implica el procedimiento de recopilación de información”, el control concurrente “duran aproximadamente una semana”.

Además anunció que se implementará la veeduría ciudadana en obras cuyo monto de inversión no sobrepasan los tres millones de soles. El trabajo de los veedores será voluntario, y deberán contar con un smartphone para informar como se vienen desarrollando los trabajos o alguna irregularidad. Cada veedor estará a cargo de dos obras y serán capacitados.