Contraloría: La adenda del Aeropuerto Internacional de Chinchero pudo esperar. (Trome)
Contraloría: La adenda del Aeropuerto Internacional de Chinchero pudo esperar. (Trome)

El contralor general de la República, Édgar Alarcón, manifestó que para la firma de la adenda del contrato del Aeropuerto Internacional de Chinchero "se habría podido esperar una semana".

Manifestó que dentro de los principales riesgos que han detectado del informe previo se encuentras que no se fijó un plazo para el cierre financiero, ni tampoco un tope para la tasa de endeudamiento.

En ese sentido, manifestó que se está acreditando una Auditoría de Cumplimiento al Proyecto con la finalidad de verificar la consistencia de las opiniones de las entidades involucradas como el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Proinversión y Ositran.

Además se revisará la autorización a Goldman Sachs & Co. como acreedor permitido por el MTC, así como el sustento de la adenda presentada.

"(Se determinará) si el nuevo esquema de pagos considerado implicaría el reconocimiento de intereses u otros costos asociados, debido a la posibilidad de emisión de bonos soberanos", expresó el contralor.

Por otro lado, habló sobre la Refinería de Talara que hasta el 15 de febrero existía un atraso de la obra de 765 días porque la contratación para la construcción de las unidades auxiliares aún no se concreta.

Asimismo, expresó que en los Juegos Panamericanos también se ha detectado que en la ejecución de los principales proyectos no se vienen cumpliendo los plazos establecidos en el Plan Maestro.