Constructora no cumplió con plazos pero el Congreso hizo millonarios desembolsos. (César Fajardo)
Constructora no cumplió con plazos pero el Congreso hizo millonarios desembolsos. (César Fajardo)

Carlos Castillo (ccastillo@peru21.com)Como un elefante blanco se levanta el nuevo edificio del en plena avenida Abancay, por el cual la gestión nacionalista ya ha pagado 17'317,538 millones de los 19 millones que fueron acordados para la construcción, instalación y equipamiento del inmueble.

El local debió ser entregado en octubre del año pasado pero, hasta la fecha, resulta inutilizable por las más de 1,500 observaciones que fueron detectadas por la Oficina de Control Interno del Legislativo.

El inmueble se encuentra ubicado en la esquina de la Av. Abancay con el pasaje Simón Rodríguez y el Jirón Áncash, a un costado de la Plaza Bolívar, y es colindante con el edificio Víctor Raúl Haya de la Torre. Desde afuera se observa casi concluida la obra pero por dentro se han detectado varias deficiencias técnicas. Una de las más resaltantes es que no se ha previsto la instalación de la fibra óptica para los equipos electrónicos, como computadoras y líneas telefónicas.

El contrato de elaboración de del expediente técnico y de ejecución con el consorcio Activa Perú M&O Construction SAC fue suscrito el 19 de octubre de 2012, bajo la administración de Víctor Isla. Se fijó el plazo de dos meses para la elaboración del expediente y de ocho meses para ejecutar la obra bajo la modalidad de 'llave en mano'. El monto fijado fue de S/.19'015,729 e incluía no solo las obras de edificación y acabados, sino también todo el equipamiento y el mobiliario. En el contrato, al que tuvo acceso Perú21, se establece que el consorcio podría solicitar un adelanto directo que no podía exceder el 20% del monto total, así como un adelanto para insumos y materiales a utilizarse en el objeto del contrato, los que en conjunto no podrán superar el 40%.

Apenas una semana después de firmar el contrato, el consorcio ya había recibido el primer adelanto por S/.673,156.84 y antes de terminar el año 2012, la gestión de Isla ya había desembolsado S/.3'803,145.29, a pesar de que no se habían iniciado las obras.

ADENDASEl 4 de enero de 2013 se suscribe la primera adenda al contrato que estableció que "el expediente técnico puede ser 'traslapado' con la ejecución de la obra" y se define como inicio de la misma el 6 de enero y la entrega del expediente técnico el 19 del mismo mes. Es decir, hasta ese momento no había expediente técnico.

El 15 de enero se firma una segunda adenda que autoriza a que el expediente técnico se "divida en dos entregables". Al día siguiente se firma una tercera adenda que repite la cláusula sobre los adelantos.

Mientras tanto, el Congreso seguía pagando. Entre el 31 de enero y el 26 de julio de 2013, la gestión de Isla pagó S/.11'123,642.44. En tanto, la constructora buscaba una nueva ampliación. El 1 de junio pidió 77 días adicionales así como el reconocimiento de mayores gastos generales bajo el argumento de una demora en la aprobación del informe eléctrico por parte de Edelnor. El Parlamento solo otorgó 30 días más, y en la cuarta adenda las partes fijan como fecha para culminar la obra el 5 de octubre. Tampoco se cumplió.

EN CONCILIACIÓNPerú21 buscó los descargos de los tres presidentes del Parlamento comprometidos. El actual titular, , respondió a través de voceros que el caso se encuentra en arbitraje y conciliación, y que ya las partes han designado a sus respectivos equipos técnicos. Alegan que esperan la entrega del edificio para la primera semana de mayo.

Según la versión oficial, el Congreso notificó, a través de la Dirección General de Administración (DGA), a la constructora sobre el incumplimiento de plazos, advirtiéndole de la penalidad señalada en el propio contrato y en el reglamento de la Ley de Contrataciones.

Sin embargo, debe señalarse que a pesar de que el plazo venció el 5 de octubre y no se cumplió con entregar la obra, la actual administración desembolsó, el 18 de noviembre, S/.1'544,538.05. Por su parte, Víctor Isla dijo que dará "la cara" porque la obra se hizo en su gestión.

"Si hay algo irregular, que cada uno asuma su responsabilidad", puntualizó.

DATOS

- En la gestión de Isla, el diario La Primera vinculó al asesor de este Durich Whittembury en manejos oscuros para la construcción del nuevo edificio.

- Whittembury y el representante del consorcio, Javier del Río, coincidieron en otra obra, cuando el primero era director de Proregión (Cajamarca) y el segundo representaba a otra empresa.

- Isla dijo que Whittembury trabajó en su gestión pero no recordó si se vinculó al tema del edificio.

DUDAS DESDE EL INICIOEn las obras del nuevo edificio del Congreso, de la Av. Abancay, tuvieron participación tres gestiones. El 15 de mayo de 2012, la administración de aprobó la partida y dispuso que la Dirección de Administración realice las acciones para la ejecución de las obras bajo la modalidad de 'llave en mano'.

Bajo la presidencia de Víctor Isla se avanzó con el concurso. Lo curioso es que de los 12 interesados que compraron las bases solo dos presentaron propuestas: el Consorcio Activa Perú M&O Construction y el Consorcio Nuevo Horizonte. Este última presentó deficiencias con el Registro de Proveedores. Al final, Consorcio Activa fue el único participante habilitado y ganó. El consorcio ganador está integrado por Construcciones Moyua y Obras Especiales Navarra.