Iván Lanegra es secretario general de Transparencia. (GEC)
Iván Lanegra es secretario general de Transparencia. (GEC)

Tras los severos cuestionamientos que ha recibido el Congreso por las leyes de corte populista aprobadas recientemente, el representante de la asociación civil Transparencia, , hace un análisis crítico de la situación dentro del Legislativo y algunas normas aprobadas hasta el momento.

¿Es un Congreso populista?

Los parlamentarios tienen un incentivo muy fuerte y es conseguir legitimidad tanto personal como partidaria, así que una de las maneras que han encontrado es la aprobación de normas que son percibidas como favorables, al menos en el corto plazo, para la gente.

¿Pero esos incentivos son a qué costo?

El análisis de un proyecto debe estar basado en el costo y beneficio. Es el requisito de cualquier ley. Y cuando no existe un mecanismo que diga que eso saldrá bien, empiezan los problemas, y los hemos visto con las normas que pasaban directamente al Pleno y no por comisiones.

¿Hay aprovechamiento político en esta coyuntura?

Los políticos usan esta coyuntura para ganar una mayor presencia pública. Pero la cuestión es que la vigilancia de las decisiones que se toman en el Parlamento ha disminuido, eso puede ser aprovechado por aquellos que jalan agua para su molino. Hay actores alertas siempre cuando esta situación rebasa lo aceptable y empieza a entrar en terreno que desde el punto de vista ético o legal ya no está permitido.

¿Ahora se ha sobrepasado ese límite?

En algunos casos es claro que no ha habido el cuidado mínimo que establecen las reglas del funcionamiento del Parlamento. Siempre hay la posibilidad de que una norma termine siendo objeto de una duda razonable, pero me parece que en algunos temas es probable que el Tribunal Constitucional declare la inconstitucionalidad, y eso es una muestra de que ha habido un relajo de las exigencias mínimas para dar leyes.

¿Ese relajo implica leyes de menor calidad?

Ahora se intenta ganar legitimidad pero entrando a leyes sin haber seguido los pasos que aseguren la calidad de la norma. Siempre debe haber un mínimo de calidad en el análisis, y va quedando claro que ese es el elemento más débil de este Parlamento.

¿La ley que permite que no se paguen los peajes durante la emergencia será una de las que declare inconstitucional el TC?

Sobre la de los peajes hay una alta probabilidad que la declaren inconstitucional; siempre hay un margen de discusión y parece que hay fundamentos contractuales por el respeto a los contratos. Incluso ya hemos visto que el Tribunal Constitucional ha aceptado la demanda interpuesta.

También está pendiente el pronunciamiento del Ejecutivo sobre la propuesta que declara la formalización de los taxis-colectivo.

Me parece que en ese caso el Ejecutivo la va a observar porque va en contra de los lineamientos del transporte público que está preparando el gobierno.