Sigue actualizado en nuestra APP

Hay 18 congresistas con causas pendientes en Comisión de Ética

Grupo parlamentario presidido por Janet Sánchez tiene cuatro procesos que se encuentran en la etapa final y son contra los congresistas Gilbert Violeta (PpK), María Elena Foronda (FA), Lizbeth Robles (Cambio 21) y Moíses Mamani (FP).

Comisión de Ética

A la medida solo se opusieron los congresistas fujimoristas presentes en la sesión ―a excepción de Úrsula Letona a quien Fuerza Popular aún no le acepta su renuncia. (Foto: Renzo Salazar/GEC)

A la medida solo se opusieron los congresistas fujimoristas presentes en la sesión ―a excepción de Úrsula Letona a quien Fuerza Popular aún no le acepta su renuncia. (Foto: Renzo Salazar/GEC)

Fabiana Sanchez

El último viernes acabó la legislatura, la cual tuvo que ser ampliada hasta en dos oportunidades por el debate de la ley orgánica de la Junta Nacional de Justicia (JNJ). En las distintas comisiones del Congreso han quedado temas pendientes, y Ética, una de las más importantes del Legislativo, no es la excepción.

El grupo presidido por la congresista Janet Sánchez (PpK) tiene 16 procesos que implican a 18 congresistas para su debate y votación. De ese total, cuatro casos están a la espera de su informe final y tres de que se realice la audiencia (ver infografía).

En tanto, cinco casos están pendientes de informe de calificación, tres de indagación preliminar y uno tiene la tramitación suspendida pues los denunciados –Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez– han sido separados del Congreso hasta que dure el proceso penal por los delitos de cohecho activo genérico y tráfico de influencias por la presunta compra de votos cuando se pedía la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski.

Hay 18 congresistas con causas pendientes en Comisión de Ética

Hay 18 congresistas con causas pendientes en Comisión de Ética. (Perú21)

Hay 18 congresistas con causas pendientes en Comisión de Ética. (Perú21)

Sánchez explicó a Perú21 que el primer lunes de la siguiente legislatura convocará a una sesión para debatir los casos que ya se encuentran en la última etapa.

¿Cuáles son esos procesos? El primero es la denuncia presentada en 2017 contra Gilbert Violeta (PpK) porque filtró, a través de su Twitter, parte de una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre la ‘ley antitransfuguismo’.

La segunda es contra el fujimorista Moíses Mamani, quien tiene pendiente una acumulación de varias denuncias, entre ellas la de presentación de documentación falsa en licitaciones con el Estado, declaración falsa en su hoja de vida, despido arbitrario de una trabajadora gestante e inclusive negación de su hija biológica.

Mamani actualmente está suspendido en el Legislativo luego de que se le acusara de tocamientos indebidos a una aeromoza.

El tercer informe final está ligado a la congresista del Frente Amplio (FA), María Elena Foronda. Héctor Becerril (FP) denunció a la parlamentaria por haber contratado en su despacho a Nancy Madrid Bonilla, quien fue condenada por terrorismo, al haber pertenecido al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

Cuando se conoció que Bonilla trabajaba como asistente y personal de confianza de la legisladora, en mayo de 2018, la congresista intentó justificar el contrato argumentando que merecía, desde su punto de vista, estar reinsertada en la sociedad.

El otro caso que también espera su informe final es de la congresista Lizbeth Robles (Cambio 21), a quien de oficio se le abrió proceso por presuntamente recortarle sus remuneraciones y otros beneficios a sus ex colaboradores.
A la ex integrante de Fuerza Popular (FP) se le abrió proceso luego de que un informe periodístico revelara que dos de sus ex asesores fueron contratados bajo la condición de entregar la mitad de su sueldo. Posteriormente se les habría pedido parte de sus aguinaldos y gratificaciones.

SIN BLINDAJE

La presidenta de Ética ha reiterado en innumerables oportunidades que dentro de la comisión “no existen amigos”. Por lo tanto, consideró que si hay que recomendar una sanción contra un parlamentario de su bancada, ella no tendría problemas en hacerlo. Tal es la situación de su colega Violeta.

Manifestó que espera que al iniciarse la legislatura, se apruebe en el Pleno la recomposición de las comisiones, iniciativa que tuvo luz verde en el último Consejo Directivo.

Con los cambios, Ética contará con un parlamentario por bancada, pues a la fecha tiene cuatro de FP. De acuerdo con la oficialista, de esa manera se evitará el blindaje que muchas veces se observó cuando el fujimorismo encabezaba la comisión, primero de la mano de Segundo Tapia y luego con Juan Carlos Gonzales. “Si desde 2016 hubiese sido con un congresista por bancada en la comisión, no se habrían dado tantas protecciones ni archivamientos”, comentó.

Esta misma posición comparten los congresistas miembros de Ética, Eloy Narváez (APP) y Yonhy Lescano (AP). Para ellos, la mayoría que ha tenido el fujimorismo les ha permitido “salvar” a parlamentarios de su bancada en temas que merecían sanción.

El parlamentario de Acción Popular recordó cuando Kenji Fujimori era parte de FP y fue denunciado por entregar regalos en un colegio cusqueño durante la semana de representación. El hijo de Alberto Fujimori fue salvado en su momento gracias a los votos de sus entonces colegas de bancada, e incluso con el voto dirimente de Tapia, quien se desempeñaba como presidente de la comisión. “Lo del fujimorismo ha sido emblemático, el paradigma del blindaje, pero ahora habrá mayor objetividad en la comisión”, dijo.

Por su parte, Narváez consideró que FP “no ha permitido sancionar a quien se lo merecía”, ahora no se trata de solo concentrarse en las denuncias que son contra parlamentarios de esa agrupación, ya que consideró que todas las denuncias deben revisarse sin importar a qué partido pertenezca el involucrado. “Se tienen que sancionar las faltas éticas, más allá de a qué partido pertenezca el congresista. Todos los casos se tienen que ver”, expresó.

ESPERAN SESIÓN POR CHÁVARRY

El presidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, César Segura, informó a Perú21 que se enviaron a la presidencia del Congreso los cuatro informes de calificación de las denuncias presentadas contra el ex fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

Dos de las acusaciones contra el aún fiscal supremo están relacionadas al delito contra la administración pública por su presunta participación en una organización criminal. La tercera es por obstruir el acuerdo de colaboración eficaz entre la Fiscalía y la empresa Odebrecht.

Y, por último, está la denuncia por entorpecer la lucha contra la corrupción al separar a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, a quienes luego repuso en sus puestos.

¿Qué es lo que sigue ahora? El secretario de la Subcomisión, Juan Sheput (PpK), explicó que el titular del Legislativo deberá convocar en los próximos días una sesión de la Comisión Permanente.

En esa reunión, detalló, se le tendrá que dar un plazo al subgrupo, que no puede exceder los 15 días hábiles, para que realice su investigación y presente el informe final.

Otro punto importante que resaltó el legislador es que en la Permanente se tiene que votar si los cuatro informes que tiene pendientes Chávarry se acumulan.

DATOS

- La Comisión de Ética puede recomendar la suspensión de un congresista hasta por 120 días de legislatura.

- Es el Pleno del Congreso el que define finalmente si acepta, o no, la recomendación que da la Comisión de Ética.

- El último congresista suspendido fue Luis López (FP), a quien se le dio la sanción máxima por ser acusado de tocamientos indebidos a su ex colega de bancada Paloma Noceda.

Tags Relacionados:

Congreso

Ir a portada