Congreso aprobó una norma para que corruptos no se beneficien. (Luis Gonzales)
Congreso aprobó una norma para que corruptos no se beneficien. (Luis Gonzales)

En un Pleno extraordinario, el Congreso aprobó una norma que impide que los funcionarios y servidores públicos sentenciados por delitos de corrupción se beneficien con la suspensión de la ejecución de la pena. La medida se aplicará para los delitos más graves, como malversación, peculado y colusión.

El presidente de la Comisión de Justicia, , informó que actualmente el 95% de condenados por corrupción tiene sentencia suspendida, por lo que, finalmente, solo cinco de cada 100 funcionarios corruptos purgan condena efectiva.