Sigue actualizado en nuestra APP

Congresistas a favor y en contra de proyecto que plantea cambios en reelección presidencial

Los legisladores de las bancadas de Acción Popular y Fuerza Popular consideraron válida la presentación del proyecto de Alejandra Aramayo; sin embargo, en Nuevo Perú hubo opiniones encontradas.

Las postales del primer pleno del año

El proyecto de Alejandra Aramayo propone la prohibición de la reelección presidencial. (Foto: Anthony Niño De Guzmán / GEC)

El proyecto de Alejandra Aramayo propone prohibir la reelección presidencial. (Foto: Anthony Niño De Guzmán / GEC)

El proyecto de Alejandra Aramayo propone la prohibición de la reelección presidencial. (Foto: Anthony Niño De Guzmán / GEC)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Congresistas de diferentes bancadas opinaron sobre el proyecto de ley presentado por Alejandra Aramayo (Fuerza Popular), que plantea modificar un artículo constitucional referido al mandato presidencial y la reelección inmediata.

La iniciativa busca añadir al artículo 112º lo siguiente: “No podrá ser elegido presidente de la República, de manera inmediata, el ciudadano que bajo cualquier título hubiere ejercido la presidencia”.

Asimismo, plantea incorporar en el artículo 133º de la Constitución que el jefe del Gabinete solo pueda proponer la cuestión de confianza previo acuerdo del Consejo de Ministros y agrega que, si se rechaza la confianza, el primer ministro debe renunciar junto al resto del gabinete. Sus miembros no podrán volver a integrarlo por un año.

Al respecto, el legislador Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular) consideró que esta iniciativa “no ofende a nadie” y se pronunció sobre la prohibición de una reelección presidencial.

“Él (Martín Vizcarra) ha dicho perfectamente bien (que no postulará a la reelección) y estamos seguros de que eso es lo que cree en este momento, pero de repente más adelante puede cambiar de parecer porque hay algunos que suelen cambiar de parecer con el tiempo. En todo caso, me parece que es un proyecto de ley que no ofende”, dijo en Canal N.

Héctor Becerril (Fuerza Popular) calificó como “muy importante” evitar la reelección de un presidente y precisó que con el jefe de Estado “uno no sabe nunca a qué atenerse”.

“El tema con el presidente Vizcarra es que uno no sabe a qué atenerse porque no se entiende que si convoca a los voceros a una reunión de consenso, luego tiene esta actitud de venir al Congreso. No es correcto, no entendemos qué busca”, manifestó.

El congresista oficialista Moisés Guía, por su parte, consideró que el momento para presentar este proyecto no es el más oportuno, pero deberá ser debatido en el Legislativo.

“Todos tenemos derecho a presentar un proyecto de ley, pero no lo he visto oportuno. (...) Tenemos que debatir el proyecto de la congresista Aramayo y en medida de esto (espero) podamos sacar una ley con la cual la población esté de acuerdo”, refirió.

Una opinión contraria tuvo el vocero de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, quien aseguró que la propuesta de la congresista de Fuerza Popular “recoge gran parte de lo que ha planteado el Ejecutivo a través de la Comisión Tuesta”.

“Es más de lo mismo, pero no cambia nada. No me parece sustancial. Las precisiones que hace no cambian la propuesta que ya hizo el Poder Ejecutivo, es decir, ‘te voy a aprobar lo que tú propones, pero en mi versión y no en la tuya’; creo que es más de lo mismo y no sirve para nada”, opinó.

Su colega de bancada Marisa Glave, sin embargó, sí se mostró a favor del debate de la reelección presidencial, pero en contra de la modificación a la cuestión de confianza.

“La reelección presidencial me parece que es un tema que sí valdría la pena debatir. (...) El tema de la cuestión de confianza sí me parece reactivo porque ya el propio Tribunal Constitucional ha señalado que existen pesos y contrapesos entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo”, dijo.

“El Parlamento puede censurar a un ministro, censurar al Gabinete entero, puede vacar al presidente por incapacidad moral. Es decir, tiene mucho poder el Parlamento frente al Ejecutivo y el Ejecutivo tiene un poder frente al Parlamento, que es la cuestión de confianza y la posibilidad de cerrar el Congreso. Modificar la cuestión de confianza altera los pesos y contrapesos”, agregó.

Ir a portada