El congresista Clayton Galván (Perú21) admitió que recibió la llamada del ex presidente Alberto Fujimori el día que se votó la vacancia presidencial. (Perú21)
El congresista Clayton Galván (Perú21) admitió que recibió la llamada del ex presidente Alberto Fujimori el día que se votó la vacancia presidencial. (Perú21)

El congresista señala que ya no sabe qué más hacer para que su bancada Fuerza Popular le crea.

"Hemos dicho que no hay ningún tipo de negociado, ningún tipo de convenio. Que no existe absolutamente nada de eso. Que nuestro voto fue de conciencia, pero no han quedado satisfechos", indicó a Perú21 el legislador, que junto a otros nueve, incluido , afrontan un proceso disciplinario en Fuerza Popular (FP).

La decisión de su bancada se debe a que estos diez congresistas frustraron, al votar por la abstención, la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Para FP, está claro que esa votación que, dicen, fue en contra de lo acordado por la agrupación, se debió a una negociación. ¿A cambio de qué? Sostienen que lo averiguarán, aunque para muchos fue por el indulto al expresidente Fujimori.

Clayton Galván tiene la teoría de que el proceso disciplinario en su bancada tiene como fin obligarlos a decir que sí existió un negociado. "Me parece que ellos quieren que nosotros digamos que hemos hecho un negociado por el indulto a Fujimori. Quieren obligarnos a que informemos cosas que no son reales. Yo hasta ahora no conozco personalmente al presidente Kuczynski", sostiene.

Esta intención de Fuerza Popular, dice Galván, terminará por afectar la gracia otorgada al ex mandatario. "Es muy lamentable porque están actuando contra el presidente Fujimori, o sea contra el padre de la lideresa (Keiko Fujimori) y a mí, como fujimorista, me duele lo que están haciendo. Un poco más y mañana van a salir a marchar contra el indulto a Alberto Fujimori", apuntó.

Por último, sobre la renuncia a la bancada, el parlamentario sostiene que esperará hasta que sea notificado del proceso para analizar sus opciones. Agregó que estaría dispuesto a aceptar una amonestación o llamada de atención. "No puedo adelantar opinión hasta que las cosas ocurran, pero no me voy a cambiar de color político", anota.