El abogado del sentenciado ex presidente , , aseveró que "no hay nada" que diga que al ex presidente no se le debió otorgar un indulto humanitario, pues el ex mandatario sí padece de fibrilación auricular paroxística.

"No hay nada, ni una sola prueba médica, que establezca si Alberto Fujimori no padece de fibrilación auricular paroxística y lo que es más importante, si teniendo la enfermedad puede ser tratada en un penal, y por eso justamente es que se le dio un indulto", sostuvo en diálogo con la prensa.

Nakazaki aseveró que ya no tiene sentido ver las razones por las que se cayó el indulto a favor del ex mandatario y explicó que como abogado él se está concentrando en ver cómo mantener los efectos de esta gracia.

"Ya no tiene propósito ver por qué se cayó el indulto, sino ver que se mantenga", señaló.

En esa línea, el abogado indicó que no existe revés médico alguno que justifique que el ex mandatario pueda seguir su tratamiento en prisión y explicó que pese a que no se concluyó con un mecanismo desarrollado por el Instituto de Medicina Legal del Poder Judicial, se ha ordenado que Fujimori regrese a prisión.

"Medicina legal hace tres preguntas. ¿Fujimori está enfermo? Sí. ¿La enfermedad que motivó el indulto existe? Sí, sí existe. ¿El tratamiento puede ser ambulatorio? Sí. ¿Ese tratamiento se puede dar en un penal? No te puedo responder dice Medicina Legal. Si el tratamiento médico puede darse en una cárcel, eso te lo tiene que responder el INPE. Sin respuesta lo han metido a la cárcel", manifestó.

"No tenemos ningún revés porque todos los médicos que lo han examinado han confirmado la fibrilación auricular paroxística. Revés médico no hay ninguno, salvo obviamente que esté en la cárcel", detalló.