César Cataño aparece en una de sus supuestas agendas de Nadine Heredia (Perú21).
César Cataño aparece en una de sus supuestas agendas de Nadine Heredia (Perú21).

El informó que está a la espera de que el Poder Judicial fije fecha para la audiencia del juicio oral al empresario César Cataño Porras, quien, junto a otras doce personas, fue acusado del presunto delito de lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Según precisa la nota de prensa, la Fiscalía solicitó 30 años de prisión para o Adolfo Carhuallanqui Porras y 25 años de prisión para los demás implicados, además del cierre de sus empresas vinculadas.

En el 2012, el fiscal antidrogas Jorge Veiga Reyes, formuló acusación en contra de Cataño por presunto lavado de activos, y ahora el caso está a cargo de Fabiola Tapia Pachao, de la Fiscalía Provincial especializada en Tráfico Ilícito de Drogas de Tacna.

La acusación comprende además a: Geni Carhuallanqui Carhuamaca, Joe Silva Flores, María Carhuallanqui Porras, Flor Porras Palomino, Juana Carhuallanqui Porras, Giussalini Silva Flores y Berónica Sarro Soto.

También incluye a Aldo Carhuallanqui Porras, María Porras Palomino, John Andia Garcia, Lady Cataño Sarro y Henry Jochamowitz Enderesby Martinez.

De acuerdo al Ministerio Público, estas personas participaron en actividades comerciales a través de empresas o negocios de fachada con la única finalidad de dar apariencia de legitimidad a los fondos y capitales provenientes de actividades ilícitas, específicamente del tráfico ilícito de drogas.

La institución explicó, además, que Cataño, junto a familiares y amigos, constituyó las empresas Kanagawa Corporation S.A.C., Import Export Vizcar S.A., Transportes Aéreos Cielos Andinos S.A.C.; Kanagawa Air Line S.A.; Bryan Cataños S.A.; César Company S.A., Tour Bus S.A., Peruvian Airlines S.A.; Importaciones y Exportaciones Bryan Cataños S.A. (IEBCSA) e Interliser E.I.R.L.. Dichas empresas tenían fuertes movimientos de dinero que no han podido ser demostrados.

Añade que todas las actividades ejecutadas por este grupo fueron motivo de "exámenes contables durante la etapa de investigación preparatoria, dando como resultado evidentes desbalances tanto en el patrimonio como en la administración financiera, así como la verificación de un veloz crecimiento empresarial lo cual conlleva a considerar que de este modo se pretendió ocultar la procedencia y el destino de sus fondos".