César Álvarez tiene graves denuncias en si contra que debe afrontar. (USI)
César Álvarez tiene graves denuncias en si contra que debe afrontar. (USI)

Los congresistas Modesto Julca (Perú Posible) y Juan Pari (Gana Perú) pidieron que el presidente regional de Áncash, , deje el cargo mientras es investigado por presuntos actos de corrupción y crimen organizado en su gestión.

Perú21 reveló hoy detalles de la investigación de Procuraduría que señala que Álvarez y que habría autorizado "el empleo de sicarios para amedrentar o eliminar a adversarios políticos o testigos de hechos de corrupción", informe que ya está en manos de la Fiscalía del Santa desde el último 5 de mayo.

"Tener una cuota de poder conlleva la posibilidad de interferencia y tras la denuncia, creo que eso sería lo mejor (dar un paso al costado), debería ser una actitud que parta del propio señor Álvarez. No puedo calificar porque soy miembro de la comisión (que investiga a Álvarez) y no podría adelantar opinión, sin embargo, en términos políticos, sería lo más adecuado", dijo Pari a Perú21.

"El caso Áncash no podemos verlo como algo 'natural' porque sería admitir que la corrupción y el sicariato se han convertido en algo común, esto debería preocupar a la clase política y el tema tiene que ser abordado con toda seriedad porque ha mostrado la debilidad de actores que pertenecen a diversas instancias del Estado como fiscales, congresistas, jueces, etc", agregó

El legislador Mesía Guevara (AP-FA) a su turno señaló que la comisión que investiga el caso Áncash continuará ibestigando a Álvarez, al margen de la decisión que este tome sobre su continuidad o no en el cargo. "Lo que haga el presidente de la región Áncash es una decisión personal. En la comisión debemos concentrarnos en hacer una investigación seria, transparente y objetiva", anotó.

"El 23 de mayo estaremos en Áncash para recibir las quejas y las denuncias de todas las personas que quieran aportar y guardaremos la reserva del caso para garantizar el proceso de investigación", agregó Guevara a Perú21.

El congresista aprista Javier Velásquez por su parte dijo que el informe de la Procuraduría es muy grave. "El señor Christian Salas (procurador) tendrá que probar lo que ha dicho. El caso del presidente regional de Áncash está judicializado, los jueces y fiscales serán lo que tendrán que determinar su situación jurídica", refirió.

"El señor Salas actúa en función de los designios de Palacio de Gobierno, es un agente del gobierno y no inspira una reacción para que yo pida que Álvarez dé un paso al costado, eso lo tendrán que hacer los jueces y fiscales, los políticos tenemos que hacer nuestro trabajo en el Congreso", añadió.