Lejos dar alguna respuesta satisfactoria en torno al terremoto interno que ha ocasionado el indebido resguardo policial al exoperador montesinista en el Gobierno, el ministro de Defensa, , tras varios días de silencio por un escándalo que salpicó a su sector, alegó que el negar el indulto a Alberto Fujimori es la prueba más clara de que Ollanta Humala no está involucrado con el montesinismo ni el fujimorismo.

"Algunos se quejan cuando no hablo, cuando hablo, y cuando lo hago no me dejan responder. (…) Nos acusan de tener una red de espionaje. Pero ¿en que momento se probó que sí hubo dicha red? En el gobierno de Fujimori", indicó en declaraciones a la prensa.

Asimismo, consultado sobre el que generó el que –lo que según trascendidos habría ocasionado la del Estado Mayor de la PNP–, Cateriano indicó que el mandatario simplemente "expresaba una opinión" y que la prensa produjo los titulares.

"En un sistema democrático los que establecen culpas o las penas son los jueces, el presidente lo que ha hecho es expresar una opinión. Nosotros podemos dar opiniones y ustedes titulares", anotó.

Finalmente, indicó que pese al entre el jefe del Comando Conjunto de las FFAA, José Cueto, y el exdirector de la Policía Raúl Salazar, Humala decidió renovarle su confianza al primero.

"Lo concreto es que pueden haber intercambios y discrepancias. Se le ha ratificado la confianza a Cueto y así lo ha expresado Humala. El que manda en el Ministerio de Denfesa soy yo, y fui yo quien le dio permiso a Cueto para declarar en un tema que afectaba su honra personal", agregó.