Abogado tenía una amplia red. (Mario Zapata)
Abogado tenía una amplia red. (Mario Zapata)

Jorge Bravo Manco –sindicado por el congresista Víctor Andrés García Belaunde como operador judicial y testaferro de la red criminal de Rodolfo Orellana Rengifo– asistió ayer a la comisión del Congreso que investiga este caso y negó sus vínculos con el abogado, hoy preso en el penal de Ancón.

De acuerdo con fuentes de dicho grupo de trabajo, Bravo Manco alegó que no conoce nada acerca de las denuncias presentadas, con su nombre, ante el Poder Judicial contra los enemigos de Orellana Rengifo.

Manifestó que dicha mafia utilizó su nombre y no reconoció su firma en los documentos presentados por la comisión parlamentaria.

Cabe recordar que Bravo Manco se desempeñó como columnista de la revista Juez Justo y, entre sus muchas denuncias de la mafia, se encuentran las querellas contra la hija del congresista Víctor Andrés García Belaunde (AP-FA), el empresario Jorge Pazos Holder y los directivos de la revista Caretas.