Fiscalía busca acusar a cúpula de red Orellana a final de año
Fiscalía busca acusar a cúpula de red Orellana a final de año

El no avanza. Desde hace varias semanas, la fiscal Marita Barreto pretende acusar a la cúpula de la organización criminal que, según su hipótesis, encabezaba el abogado , pero no puede hacerlo debido a que la Primera Sala Penal de Apelaciones no decide sobre la inhibición presentada, el 24 de noviembre, por la magistrada Elizabeth Arias, que está a cargo del proceso.

Arias, titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, interpuso el recurso ante sus superiores alegando conflicto de intereses debido a que recibió ataques de Orellana y su clan desde la revista Juez Justo, medio desde el cual –de acuerdo a la investigación– se encargaban de desprestigiar a través de reportajes periodísticos a quienes amenazaban sus operaciones ilícitas.

El 28 de diciembre pasado, a través de un oficio al que accedió Perú21, Barreto informó de esta demora a su superior, el coordinador de Lavado de Activos, Rafael Vela Barba, para que este interceda y pida celeridad a la sala que integran los jueces Edita Condori, Sonia Torre Muñoz y Rómulo Carcausto. Pero no ha obtenido respuesta.

PREOCUPACIÓN

Este diario también consultó con el área de prensa del Poder Judicial para conocer la demora del tribunal, pero no dieron razón al respecto.

Fuentes fiscales explicaron a este diario que existe “preocupación” en el despacho de Barreto porque están pendientes por resolver, entre otros requerimientos, pedidos de prolongación de prisión preventiva de personas que han integrado la red Orellana.

A algunos procesados se les vence el plazo de detención en los próximas días.

De acuerdo a la indagación, la red que encabezaba Orellana –en la que están sindicadas casi 400 personas– no era una banda criminal común. Estaba conformada por profesionales de distintas ramas —notarios, árbitros, ex funcionarios, jueces y fiscales— que sabían cómo eludir normas y aprovechar vacíos legales para apropiarse de dinero y de bienes públicos y privados.

TENGA EN CUENTA

- La fiscal Marita Barreto presentará un pedido de desacumulación para acusar, en primer lugar, a la cúpula de la red Orellana, integrada por cerca de 40 investigados. Entre ellos se encuentra la hermana de Rodolfo, Ludith, y su hijo adoptivo Churchill Ríos Vela.

- Rodolfo Orellana cumple una condena de seis años de prisión por estafar al Estado, pero está pendiente una acusación por lavado de activos.

- El nuevo Estatuto de la Sala Penal Nacional podría despojar del caso a esta instancia por tratarse de corrupción de funcionarios.