Gladys Echaíz rechazó imputaciones en su contra. (Andina)
Gladys Echaíz rechazó imputaciones en su contra. (Andina)

La exfiscal de la Nación Gladys Echaíz admitió hoy que conversó con el expresidente Alan García sobre la dificultad de los fiscales para ingresar a la Base Naval durante la investigación del 'chuponeo' telefónico en el caso Business Track (BTR), tema por el que ahora es acusada por tres delitos en un del Congreso de la República.

El documento, , recomienda acusar tanto a García como a Echaíz, al expremier Jorge del Castillo y al exministro del Interior Miguel Hidalgo, tras haber encontrado "indicios razonables de la existencia de una asociación ilícita para delinquir" en el caso BTR, referido a las escuchas telefónicas ilegales a distintas figuras de la política y del empresariado nacional.

Echaíz, quien en todo momento rechazó las imputaciones del documento del grupo congresal en su contra –que incluyen los delitos de abuso de autoridad, usurpación de funciones y asociación ilícita para delinquir–, explicó que fue ella quien solicitó una reunión con García.

Ahí, contó, el exmandatario le preguntó si era verdad que los representantes del Ministerio Público no podían ingresar a la Base Naval para investigar el 'chuponeo'.

"No es verdad que el presidente me llamó a mí, yo lo llamé para pedir una reunión porque estaba en marcha el Código Procesal Penal que requería Decreto Supremo. En el camino había la noticia que fiscales no entraban (a la Base Naval) y ahí (García) me pregunta y yo digo 'creo que no'. Y el presidente llama al ministro y dice que les faciliten la entrada (a los fiscales)", dijo en RPP Noticias.

Asimismo, negó que dichos fiscales, quienes pidieron permiso judicial para entrar a la sede militar –que fue negada por el juez encargado del caso– hayan cometido un ilícito, ya que fue el dueño de casa (el jefe de las FFAA y el ministro de Defensa) el que les abrieron las puertas.

DESCONOCIMIENTO LEGALEn otro momento, Echaíz aseguró que el preinforme elaborado por la comisión que preside el congresista es una "fabricación" que ha sido elaborada "con gran desconocimiento de la ley", y acusó al legislador nacionalista de dañar la dignidad de otras personas con tal de ganarse un nombre.

"Todas estas acusaciones no es de una comisión, es de una persona. Tejada ha dicho que ese es un preinforme elaborado por su presidencia y por el grupo de trabajo, él está presentando este informe para ser entregado y debatido. Él lo filtró a la prensa con el ánimo de ganar nombre. ¿Lo han filtrado para qué? Para dañar nombres y dignidades. Esto no se puede quedar así", aseguró.