Carmen Omonte: Afirman que hubo quejas por actividad minera. (Nancy Dueñas)
Carmen Omonte: Afirman que hubo quejas por actividad minera. (Nancy Dueñas)

El legislador oficialista dijo –a Perú21 – que en agosto de 2013 tuvo que coordinar una reunión en el distrito de Luyando () entre diversas autoridades, delegados de los pobladores y directivos de Cemento Amazónico, debido al creciente conflicto social en la zona por las actividades que había iniciado esa firma, que obtuvo una concesión minera en 2012.

"La población se quejaba por el temor del posible daño ambiental que ocasionaría la instalación de una fábrica de cemento, al ver las maquinarias y los campamentos de los trabajadores de esa compañía", anotó.

Esto contradice la versión de Omonte, quien adujo que la firma no tiene actividad y que "solo está en papeles".