Carlos Neuhaus es Presidente de la Asociación de Centros Comerciales del Perú (Foto: GEC)
Carlos Neuhaus es Presidente de la Asociación de Centros Comerciales del Perú (Foto: GEC)

Los comerciantes informales están siendo reubicados en áreas adecuadas para evitar aglomeraciones. Pero, por otro lado, el Gobierno aún no se termina de convencer de la importancia de reabrir los centros comerciales o malls para evitar más venta informal. El exconstructor y hacedor de la infraestructura de los Juegos Panamericanos 2019 habla con Perú21.

¿Cuál es la situación actual de los centros comerciales?

Tenemos 180 mil trabajadores en los centros comerciales (CC) y aproximadamente medio millón de personas que dependen indirectamente. A ellos, porque han estado trabajando, no les llegó ningún bono y ninguna ayuda. Viven de sus ahorros. Hay un problema social bien serio. Estas personas que trabajan en el sector formal ahora tienen que buscárselas desde un confinamiento. Abrir los CC va a permitir que mucha gente que se desplaza (a comprar) hacia no tenga necesidad de hacerlo porque lo podrá hacer en los malls.

¿Cómo van las conversaciones con el Ejecutivo?

Conversamos desde hace tiempo. A principios de abril fuimos los primeros en enviar los protocolos de seguridad y sanitarios. Hemos compartido protocolos –adaptándolos cada uno a su realidad– con Colombia, que ya hace una semana empezó y lo ha hecho de una manera bastante responsable. Mientras pasen los días, los más afectados van a ser las tiendas ubicadas en los malls, que son aproximadamente 8,500. Muchas de estas representan a los vendedores de la pequeña y microempresa que acceden a un espacio para llegar al público masivo.

MIRA: Vecinos de Ate y comerciantes de Las Malvinas protestan contra iniciativa de Jorge Muñoz para trasladar a ambulantes

¿Hay una fecha tentativa para abrir?

Sería en los primeros días de julio. Sin embargo, debemos persuadir y demostrar que lo podemos hacer antes de manera responsable.

Entrevista a Carlos Neuhaus, presidente de ACCEP.

¿El cierre de los centros comerciales fomenta la informalidad en el país?

Claro. Las microempresas, al cerrar los CC, por necesidad tendrán que vender en la calle. Se da la paradoja de que se les quiere formalizar (a los informales), pero terminan reforzando la informalidad.

¿Cómo es la relación con los alcaldes?

Mayoritariamente los alcaldes no se oponen a los centros comerciales. Sin embargo, muchas veces los criterios de las municipalidades no son de calidad. Hay mucha discrecionalidad que debe limitarse. Nosotros generamos buenos impuestos para los distritos. En enero, los municipios reciben por adelantado el pago de los arbitrios y el predial.

¿Cuánto puede recibir una municipalidad por impuestos de un CC?

En , en una zona no lujosa pero donde había dinero y una economía pujante, el centro comercial representaba el 30% o 40% de los ingresos de un municipio. Un CC tiene la oportunidad de pagar buenos impuestos y tributos que un distrito necesita.

¿El Gobierno entiende que los centros comerciales pueden ser un alivio para la economía y el comercio informal?

El Gobierno poco a poco se va convenciendo. Hay una parte que sí lo entiende, los que están cerca del sector productivo y comercial. Hay otra a la que hay que explicarle bien cuál es la lógica detrás del CC. Yo no vería el CC como un lugar frívolo. La realidad es otra: un servicio a la sociedad. La gente puede ir y en un solo lugar seguro encontrar varias de las cosas que necesitas para el hogar, para vestirse y comer.

¿Cuál es la otra parte del Gobierno que no termina de entender la función de los centros comerciales?

No creo que no quieran entender, sino, como no están dentro de esa actividad, no les es fácil asimilarlo. Piensan que un CC es para hacer vida en familia, pero muchos de los lugares en Lima Norte y el Lima Sur dan trabajo a la gente del lugar. Es gente que no transita largas distancias para tener un trabajo digno y en áreas modernas.

¿Y con higiene y limpieza?

Exacto. Los protocolos que ahora se están implementando son casi de limpieza permanente con distanciamiento físico. Los CC tienen cámaras de video que siguen todo para evitar la aglomeración; además, permite la seguridad. También hay baños limpios. Los centros comerciales prestan un servicio a la comunidad.

Quiero preguntarle al constructor de los Juegos Panamericanos. ¿Cómo podemos construir infraestructura moderna para el sector salud?

Veo con mucha satisfacción que los departamentos de la Villa, antes de ser colocados en el mercado, están sirviendo para ayudar a los enfermos de COVID-19. Incluso en Punta Rocas, en el centro de alto rendimiento para el surf, están alojados médicos. La unidad de legado de los Panamericanos está trabajando en hacer seis hospitales de infraestructura temporal para la pandemia, pronto se abrirán. Inglaterra está premiando a Lima 2019 como una de las obras más importantes con una modalidad moderna de contratación. Esta permite construir rápido y bien. Los Panamericanos costaron 20% menos que el presupuesto original. Sí es posible generarle ahorros al Estado. Hay una lección aprendida que se podría aplicar a otros proyectos.

TENGA EN CUENTA

Aproximadamente los malls pagan S/5 mil millones de Impuesto General a las Ventas al año.

Colombia y Ecuador reabrieron en los últimos días sus centros comerciales de manera gradual y con protocolos de bioseguridad.

Los más de 80 malls que alberga la Asociación de Centros Comerciales del Perú han presentado sus protocolos de bioseguridad al Ministerio de la Producción.

El canal digital no ha ayudado mucho a las tiendas; según Neuhaus, ha funcionado, pero lento y ha retrasado entregas a los clientes.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Puerto Rico: reabren centros comerciales en medio de la pandemia 01/06/2020