LO ÚLTiMO

Ministro de Defensa José Huerta falleció de un infarto

JOSÉ HUERTA TORRES SE ENCONTRABA EN AMAZONAS CUANDO SUFRIÓ LA DESCOMPENSACIÓN

Copa América

Carlos Meléndez: "Martín Vizcarra llegará muy debilitado al 2021"

En entrevista con Perú21, el analista político advierte que Salvador del Solar  sigue trabajando como un ministro de Cultura y no como presidente del Consejo de Ministros.

JUEGO PROPIO. “Desde que aceptó el cargo, Salvador del Solar está jugando para 2021, está afianzado su electorado”, dice Meléndez.

JUEGO PROPIO. “Desde que aceptó el cargo, Salvador del Solar está jugando para 2021, está afianzado su electorado”, dice Meléndez. (Jose Rojas)

JUEGO PROPIO. “Desde que aceptó el cargo, Salvador del Solar está jugando para 2021, está afianzado su electorado”, dice Meléndez. (Jose Rojas)

Patricia Quispe
Patricia Quispe

Carlos Meléndez analiza con agudeza y sin adornos la siempre impredecible coyuntura política y, en función a ella, pronostica el panorama electoral de 2021. Lo hace en medio de un año sabático dedicado a la investigación que termina en agosto, cuando retomará su cátedra en la Universidad Diego Portales de Chile. Pese a ello, dice, se mantendrá, como siempre, “con un pie en el Perú”. Por lo pronto, a partir de mañana vuelve, luego de un receso de cuatro años, a la multiplataforma dePerú21 como columnista. ¡Bienvenido!

Las declaraciones de Miguel Atala sobre Alan García confirman que el expresidente estaba involucrado en una maraña de corrupción. ¿Se cierra el círculo? ¿Qué falta todavía?

No. Yo creo que estamos en la etapa inicial en que recién algunos involucrados están comenzando a dar sus versiones que tienen que ser contrastadas, incluyendo las de los propios funcionarios de la empresa brasileña. (…) Se nota claramente que los fiscales tienen un esquema, el esquema Maiman por decirlo de un modo, (…) tienen en su cabeza un esquema de testaferros, son investigadores tratando de corroborar su hipótesis.

¿Funciona, entonces, la estrategia de la Fiscalía que ha sido criticada por algunos sectores?

Estamos viendo cómo la fiscalía está tratando de corroborar sus hipótesis, pero no la veo manejando hipótesis alternativas. Es como un investigador obsesionado con una respuesta, con una verdad. Quizás al final de la investigación tengan razón, pero un investigador tiene que manejar alternativas. (…) Están trabajando, y esa es mi crítica personal, en base a la legitimidad de la opinión pública. (…) Hay dos formas en que el sistema anticorrupción puede estar legitimado: a través del debido proceso o basándose en la imagen de culpabilidad que tienen los investigados. Los operadores de justicia han optado por esta segunda alternativa…

¿Cuál es el riesgo de ese esquema?

El riesgo es que es muy populista y puede llevar a la revancha popular. Lo que nosotros queremos es una justicia independiente; (…) esta es una oportunidad también de que el sistema anticorrupción se institucionalice y eso implica que esté muy alejado de la opinión popular. Una justicia autónoma no solo tiene que ser autónoma del Ejecutivo y del Congreso; también tiene que ser autónoma de los medios de comunicación, de los formadores de opinión y de los deformadores de opinión, y de la opinión pública en general.

¿La filtración de información fiscal a determinados medios es un error?

Claro. Ahí te das cuenta cuán sensibles son los fiscales a lo que se discute en la opinión pública, en las redes sociales, y esto lleva a excesos tan notables que, incluso, los promotores de la lucha anticorrupción –como el mismo presidente Vizcarra– han dicho que no todos pueden estar en medidas cautelares.

"Fiscalía lidera lucha anticorrupción"

¿El presidente Vizcarra sigue liderando la lucha anticorrupción o ese liderazgo se ha trasladado al Ministerio Público?

No, yo diría claramente que el que lidera la lucha anticorrupción es el Ministerio Público. Son (los fiscales) los embanderados de la lucha porque hemos pasado del ‘que se vayan todos’ al ‘que se vayan todos a la cárcel’. Cuando hay una caída de partidos políticos como en el Perú, la gente tiene un rechazo por la clase política; (...) En el Perú, como nuestra sociedad no se moviliza, no vas a encontrar grandes protestas en ese sentido, pero sí gran desconfianza y desafección.

¿Cómo se va traducir esa desconfianza en las elecciones de 2021?

Estamos en un escenario de tábula rasa, de colapso, de desolación. Este es un páramo político, este es un desierto político, no ha quedado nadie del establishment anterior con algún tipo de posibilidad vigente.

¿Cuál sería el perfil de un candidato para la Presidencia? ¿por quién apostaría la gente?

Por alguien con ideas de honestidad pero que de alguna manera rompa la modorra política en la que estamos, por alguien convincente que le dé visión de futuro realista, que le hable a la informalidad, al mundo de la conflictividad social, que proponga concretamente medidas de reforma modernizante. Entonces, un candidato real que pueda mirar al Perú de verdad hacia adelante, no de manera artificial como el presidente Vizcarra, que ha presentado su visión para el 2050 y no nos queda claro si tiene una visión para el 2020 siquiera…

No hay una figura de esas características en este momento…

No la hay.

Candidaturas al 2021

¿Vamos a optar entonces por un improvisado?

Vamos a optar por candidaturas medianas y mediocres. Yo no veo a nadie sacando más del 20% en primera vuelta. Lo que creo que vamos a tener es una volatilidad en las preferencias, va a haber subes y bajas pero nadie que conquiste realmente los corazones de los peruanos.

¿Alfredo Barnechea es un candidato para AP? ¿se ajusta al perfil?

Prefiero hablar de la organización popular porque Acción Popular es más partido que Barnechea candidato. AP tiene varios cuadros políticos, bases en el interior, comités provinciales, alcaldías provinciales y distritales; más capital político tiene Acción Popular como partido que Barnechea que siempre ha estado buscando a qué partido encontrar en una coyuntura electoral.

¿George Forsyth y Jorge Muñoz, que aparecen en la lista de presidenciables, se pueden quedar en el camino?

Aparecen en la lista de personas con simpatía ante la ciudadanía pero recién tienen meses en la gestión de Lima y de un distrito. No hay que confundir la simpatía y el apoyo que tiene Forsyth con el apoyo a la mano dura; es el apoyo que tenemos los limeños a los reflejos conservadores, autoritarios, el que se ve expresado en un apoyo circunstancial a Forsyth.

"Vizcarra ha sido mucho discurso"

¿Cómo terminará Martín Vizcarra su gobierno si continúa en el mismo ritmo en el que lo hemos visto en últimos meses? La población vuelve a reconocer la inseguridad como uno de sus principales problemas pese a que había sido desplazado por la corrupción.

El gobierno y la presidencia en general no han demostrado tener soluciones o propuestas para los problemas concretos de la gente. No hemos visto ninguna disminución en los temas de seguridad, nada concreto en los servicios de salud, tampoco hemos visto grandes avances en materia de reforma judicial o política. (…) Martín Vizcarra ha sido mucho discurso, un discurso que sintonizó con la gente, un discurso necesario, fue un oasis en medio de la catástrofe de corrupción que hemos visto los peruanos; ha sido un momento de desesperación, de ansiedad colectiva pero ya pasó…

¿Y se ha convertido en qué?

Si hacemos el símil en las relaciones de pareja fue un rebote. No es que los peruanos se han enamorado de Martín Vizcarra, los peruanos estábamos dolidos de las rupturas que hemos tenido con quienes hemos confiado en los últimos años, pero no es que inmediatamente nos hemos vuelto a enamorar de Vizcarra. Martin Vizcarra ha sido el buen tipo que te consuela en el momento de una depresión…

Reitero mi consulta, ¿cómo llegará Martín Vizcarra al 2021?

Muy debilitado me da la impresión. Todavía tiene año y medio para hacer cosas, a ver si efectivamente logra entregar algo concreto a la gente. No debe aferrarse a decir que el crecimiento económico es el 4%, es un número muy mediocre para la economía del país, el Perú debería estar creciendo a 6% o 7%. (…) El reto del presidente, en términos inmediatos, es demostrar que puede hacer más que el piloto automático.

¿Y en esa tarea tendrá el acompañamiento del primer ministro? ¿Salvador Del Solar llegará al 2021?

Quizás no porque no ha significado un cambio en la sinergia de la aprobación presidencial. El presidente confía exclusivamente de la aprobación presidencial, es su único termómetro. Como no tiene bancada, no tiene partido, no tiene cuadros, su entorno es bastante limitado, su único punto de confianza es la opinión pública.

"Del Solar está jugando para el 2021"

¿Debería buscar hacerse de una bancada?

Ya no necesariamente. En el último año no hay vacancia presidencial, por ejemplo, entonces yo creo que ya no es necesario eso, pero sí es necesario pasar de tener como único termómetro las cifras de las encuestas, pero como él sigue trabajando en base a eso es evidente, es claro, creo, que siente una decepción del apoyo que no fue Salvador del Solar. En ese sentido, Salvador del Solar es un buen ministro de Cultura, sigue trabajando como un ministro de Cultura y no como presidente del Consejo de Ministros. Hemos estado en un momento dramático, para bien o para mal, con la muerte de Alan García, y, más allá de las condolencias, Del Solar hizo un tuit por el Día del Libro cuando uno requiere mayor proactividad, mayor presencia, mayor interpretación del momento que estás pasando; (…) su manejo de la palabra está orientado a un manejo que tiene un ministro de Cultura que le habla a las clases altas, a las clases intelectuales, a las clases medias.

¿No se la cree todavía que sea el presidente del Consejo de Ministros?

O está jugando en su cancha segura. Sale, entre comillas, muy enérgico en el tema del currículo escolar, puede hablar muy bien de la interculturalidad, por ejemplo…

¿Jugando para el 2021?

Él desde que aceptó el cargo está jugando para el 2021. Yo creo que efectivamente la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) le da mucha exposición, está en las noticias todos los días. Mucha gente dice: ‘oye, pero eso fue un error, se va a quemar’. No necesariamente, porque ya sabemos que en el Perú con 15% puedes pasar a una segunda vuelta. Él está constituyendo y afianzando su electorado que es de clase media, clase media alta, más intelectual, más reflexiva, más progresista. Desde la PCM él le está hablando a ese electorado. No está hablando, a pesar de que llevó cursos en Harvard, sobre el tema de informalidad, no le está hablando al informal, al vendedor de la Plaza Unión, le está hablando al intelectual de Barranco, pero eso le basta.

¿Es más un potencial candidato que un primer ministro?

Sigue encorsetado en su rol de ministro de Cultura.

Tags Relacionados:

Carlos Meléndez

Sigue actualizado en nuestra APP

LO ÚLTiMO

Ministro de Defensa José Huerta falleció de un infarto

JOSÉ HUERTA TORRES SE ENCONTRABA EN AMAZONAS CUANDO SUFRIÓ LA DESCOMPENSACIÓN

Ir a portada