(USI)
(USI)

Monseñor , uno de los facilitadores del diálogo en el caso Conga, saludó la decisión del Gobierno de el estado de emergencia en las provincias de Cajamarca, Bambamarca y Celendín, ya que contribuye al proceso de diálogo entre las partes involucradas en el tema.

"Se fortalecen así las condiciones que generan confianza y se contribuye al inicio de un proceso de diálogo entre todos los actores", indicó el religioso a través de un comunicado.

En ese sentido, Cabrejos invocó a las autoridades, políticos y población en general de Cajamarca a retomar las conversaciones.

"Exhortamos a todos los actores en la problemática minera de Cajamarca a que en el más breve plazo desplieguen todos sus esfuerzos, con la mejor disposición y ánimo, para reencontrarse y retomar el diálogo que conduzca a analizar los temas pendientes que son claves para el progreso y bienestar de todos los cajamarquinos", agregó.