Sigue actualizado en nuestra APP

Bancadas se siguen oponiendo a elecciones internas en los partidos

Congresistas de Fuerza Popular, Apra, APP y Acción Republicana expresaron sus críticas al proyecto de reforma política que impulsa el Ejecutivo. Martín Tanaka negó que se pretenda eliminar a los partidos históricos.

Pleno del Congreso

Congresistas de dos bancadas saludaron la inhibición del juez supremo Aldo Figueroa. (Foto: Anthony Niño De Guzmán / GEC)

Carlos Viguria
Carlos Viguria

En una prolongada sesión, que duró más de siete horas, los miembros de la Comisión de Constitución retomaron el debate sobre el proyecto de democracia interna en los partidos políticos. Como pasó en la sesión del día anterior, hubo nuevamente voces discordantes enfocadas solo en rechazar la iniciativa del Gobierno y sin plantear contrapropuestas.

Las posturas críticas vinieron desde Fuerza Popular, el Apra, Acción Republicana y APP. El lunes, Acción Popular también se había sumado a las observaciones.

“Si dicen que la razón es la desafección (de los ciudadanos con los políticos), ¿cuál es la solución que trae el Ejecutivo? Que vayan a votar una vez más. ¿Quiere decir que, por arte de magia, tras votar en unas primarias, dejo de odiar a los políticos y a los partidos? ¿Y de un momento a otro, empiezo a ser fanático de ellos? Me cuesta creerlo”, manifestó Miguel Torres (Fuerza Popular).

Al oponerse a que las elecciones internas sean abiertas y obligatorias, Lourdes Alcorta, también de Fuerza Popular, lo explicó así: “La gente de la calle va a votar por un Juan Pérez. Eso es dañino. La propuesta le quita el derecho al partido de administrar (su lista interna)”.

El fujimorista Héctor Becerril expresó que la reforma busca extinguir a los partidos políticos tradicionales.

“Bajan la valla para que entren nuevos partidos. ¿Un partido nuevo tiene afiliados? No tiene, porque el afiliado tiene compromiso con el partido. Es un cuento que nos quieren vender. No son militantes, son adherentes”, subrayó.

Javier Velásquez Quesquén (Apra) criticó el proyecto por ser “impostado de un modelo como el argentino. Es el único que ha establecido elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias”.

Pedro Olaechea (Acción Republicana) cuestionó el modelo porque se podría originar situaciones como que “los del colectivo Con Mis Hijos No Te Metas voten en el Frente Amplio o en el partido del señor Gino Costa. Conociendo la criollada va a suceder”, comentó.

A su turno, Marisol Espinoza (APP) señaló que la legitimidad de los partidos no solo se resuelve con elecciones primarias, sino fortaleciendo la calidad partidaria.

También se preguntó: “¿Cómo se presentarían los padrones de afiliados y generales un año antes de las primarias que serían programadas para abril? ¿Cómo se resolvería la alternancia y paridad entre afiliados, no afiliados y mujeres?”. 

TANAKA DIO EL SUSTENTO

A la sesión de ayer acudió como invitado Martín Tanaka, catedrático y exintegrante de la comisión Tuesta, quien explicó los fundamentos de los proyectos de la reforma.

En su intervención, aseguró que la propuesta sobre las internas podría ayudar a legitimar a los partidos políticos, “acercarlos a la ciudadanía. No debilitarlos, ni disminuirlos”.

Según Tanaka, esta reforma política surge de dos grandes temas: la dinámica interna de partidos en la que los candidatos son elegidos en asambleas de delegados que cargan críticas por falta de representatividad y transparencia y la “dinámica destructiva por el voto preferencial”.

Además, descartó que se busque eliminar a los partidos históricos.
El politólogo despejó miedos y explicó que el sistema de voto preferencial que actualmente se usa se podría trasladar a las elecciones internas.

“Los ciudadanos ya están acostumbrados a elegir una lista partidaria a través de ese sistema. Ya está funcionando. Usemos ese mecanismo que los partidos ya manejan para las internas”, indicó.

También fue invitado José Luis Echevarría, personero legal de APP y con experiencia en el JNE. El abogado cuestionó que se cuente con dos meses para trabajar una reforma que tiene 142 modificaciones legales. De ellas, precisó, 54 afectan a la Constitución, 33 a la Ley de Elecciones y 39 a la Ley de Partidos.

Asimismo, advirtió que “se incorporan exigencias muy fuertes a los partidos. ¿Se busca fortalecerlos o buscan nuevos actores y nuevas prácticas? Parece que se busca más aplicar el garrote y no la zanahoria”, advirtió.

Ambas intervenciones tuvieron reacciones opuestas. Mientras que Tanaka fue criticado, Echevarría fue destacado por ser personero de un partido. “Si el argumento es teoría versus práctica, se va por mal camino”, escribió Fernando Tuesta, expresidente de la Comisión de Alto nivel.

Ir a portada