Bancada PpK logra acuerdos con el Ejecutivo, pero quedan roces

Encuentro tuvo picos de cordialidad, pero un final medio amargo. El premier César Villanueva y la vicepresidenta Mercedes Aráoz no quisieron despedirse con un saludo

Airon Nelson
Airon Nelson

Esta historia deberíamos empezarla por el inicio, dada la trascendencia de un encuentro que prometía acabar con la relación tirante entre el Ejecutivo y la bancada oficialista de Peruanos por el Kambio (PpK). Pero lo que ocurrió al final del cónclave hace prever que habrá relación armoniosa, mas no fluida y amistosa. Al menos no entre los dos principales protagonistas de esta historia de desencuentros de poder (ver infografía): el premier César Villanueva y la vicepresidenta Mercedes Aráoz.

Faltando diez minutos para el término del encuentro, el oficialista Sergio Dávila tuvo la espontánea idea de pedirle a ambos que estrechen sus manos como un gesto de que empezaba una nueva etapa. Vano intento. Ninguno quiso darse ese apretón para la foto.

La negativa de Villanueva y Aráoz incomodó a los presentes. El ambiente –según fuentes oficialistas– se volvió algo tenso. Y no era para menos, pues la reunión había tenido picos de cordialidad, según reveló a la prensa el vocero de PpK, Gilbert Violeta.

Pedir el saludo fue una imprudencia”, declaró uno de los asistentes de la bancada de PpK a Perú21. “Fue totalmente fuera de contexto e innecesario. El momento no daba para una broma”, añadió.

Ahora, volvamos al inicio. Pese al inconveniente, se llegó a un acuerdo. No hubo foto oficial, pero se quedó en que los portavoces de la bancada se reúnan todos los lunes con el jefe del gabinete y asesores de Palacio de Gobierno.

También habrá conversaciones con el jefe de Estado Martín Vizcarra, pero estas serán intersemanales.

Esto ayudará a hacer más fluida una agenda política y parlamentaria con el Ejecutivo”, señaló Violeta. Por lo menos se logró el objetivo que se buscaba, dijo más de uno.

¿DE QUÉ SE HABLÓ?

A la cita también acudió el presidente Martín Vizcarra. Y su presencia no pasó inadvertida, pues se sentó en medio de su premier y vicepresidenta.
Fuentes de Perú21 contaron que fue Aráoz quien abordó directamente el tema de la comunicación entre la PCM y la bancada. “Hace 100 días que no converso con Villanueva”, habría dicho mientras el premier, quien no parecía aludido, prefirió guardar silencio.

Abocados luego a temas de gobernabilidad, el congresista Juan Sheput, vocero alterno de PpK, indicó que el Ejecutivo se estaba equivocando en presentar una acción de inconstitucionalidad contra la ‘Ley Mordaza’ ante el Tribunal Constitucional (TC).

“Ese es el camino más largo”, reiteró ante los presentes. “ De acuerdo con la Constitución, usted (presidente) puede derogar la norma”, le indicó.
La propuesta fue aceptada por el jefe de Estado, quien prometió que la evaluará en los próximos días.

Hubo tiempo también para hablar de temas económicos. De hecho, la agenda de esta conversación estaba orientada a ello. El oficialista Sergio Dávila comentó que el ministro de Economía, Carlos Oliva, dio a conocer los temas que se están priorizando.

“Las exoneraciones tributarias y la política de microeconomía que servirán para aumentar el PBI a través de la minería, la aplicación de los servicios, de todo eso también hablamos”, mencionó.

Se tenía previsto conocer la posición del Estado en el tema del indulto otorgado al ex presidente Alberto Fujimori, pero no se vio. Otro tema que quedó de lado fue la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Todo ello, aseguraron las fuentes a este diario, se verá en las próximas reuniones con el premier.

LAS PREVIAS

Una hora antes del encuentro en Palacio, Perú21 supo que los integrantes de la bancada de PpK, con la excepción del ministro de Justicia, Salvador Heresi, tuvieron una reunión previa en la que acordaron cómo se abordarían los temas.

Ya en Palacio, la legisladora Janet Sánchez fue la primera en retirarse, dado que preside la Comisión de Ética, que sesionaba de manera extraordinaria a la misma hora.

Además de los 14 oficialistas, ahora sí incluido Heresi, también estuvieron presentes la secretaria general de Palacio de Gobierno, Miriam Morales, y el asesor presidencial Iván Manchego. Este último es de Moquegua y acompaña a Vizcarra desde la campaña electoral. No hubo ningún oficialista que se quedara callado. Todos tuvieron su oportunidad para hacer pedidos por su región. “Fue bastante democrático”, comentaron.

Algunos asistentes consultados por este diario dijeron que aunque no se abordó el tema de los cambios en el gabinete, esperan que luego de Fiestas Patrias “haya ajustes”.

TENGA EN CUENTA

A diferencia de la cena en un restaurante sanisidrino, que la bancada compartió, el martes pasado, con el mandatario Martín Vizcarra, en esta ocasión solo hubo café y agua en Palacio, que no alcanzó para una distensión total.

La bancada de Peruanos por el Kambio (PpK) tendría nuevo vocero en agosto próximo. Fuentes de este grupo informaron que el cargo recaerá en la ex ministra Ana María Choquehuanca, de Arequipa.

Mientras tanto, a las reuniones con el premier César Villanueva acudirán los congresistas Gilbert Violeta y Juan Sheput. Allegados a la bancada sustentan que el hecho de que la vocería recaiga en alguien de región “mejorará el diálogo con el Ejecutivo”.

El encuentro de ayer permitió que por segunda vez Villanueva y el grupo oficialista se vieran las caras.

Ir a portada