La Sala Penal Permanente de la elevó la pena de prisión impuesta al ex asesor de 22 a 25 años por la desaparición forzada de dos estudiantes y un catedrático de una universidad, ocurrida en 1993.

Asimismo, aumentó de 22 a 23 años la pena aplicada al ex presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Nicolás Hermoza Ríos; y de 15 a 23 años al ex jefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dinte), Jorge Enrique Nadal Paiva.

Los tres fueron hallados responsables del delito de desaparición forzada en agravio del catedrático universitario Justiniano Najarro Rúa, y de los estudiantes de la Universidad Nacional del Callao, Javier Roca Casas y Kenneth Anzualdo Castro.

En un primer momento, Montesinos, quien fue asesor del ex mandatario Alberto Fujimori (1990-2000), fue hallado culpable de la desaparición de los dos estudiantes y el catedrático por lo que fue sentenciado en el 2016, a 22 años de cárcel.

El ex asesor tiene además otras sentencias por abusos a los derechos humanos perpetrados por el grupo militar encubierto Colina y por delitos de corrupción cometidos durante el gobierno de Fujimori.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema señaló en este fallo que, en la primera instancia judicial, no se había realizado "una correcta determinación judicial de la pena", debido a que "no había atenuantes que permitan una sentencia por debajo de la solicitada por la fiscalía".

Además, sostuvo que tampoco se valoró que las desapariciones responden a delitos de la misma especie, lo que constituye un "concurso real homogéneo", por lo que decidió elevar la pena carcelaria a 25 años.

Las víctimas habían sido detenidas de manera individual por una patrulla militar, entre julio y diciembre de 1993, en el marco de una operación llevada a cabo por el ejército peruano para enfrentar a los grupos terroristas Sendero Luminoso (SL) y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).