Ascendieron a otros oficiales implicados en bombardeo en Mazángaro

El Ejecutivo promovió a Miguel Gonzales a general de brigada EP y a Ángel Ordaya a coronel FAP. Ambos fueron señalados por el CCFFAA como los responsables del ataque.

Así quedó parte de la comunidad de Nueva Esperanza en Mazángaro (Junín) tras el ataque aéreo nocturno. (Difusión)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

ÓSCAR LIBÓNolibon@peru21.com

Al cuestionado ascenso a general de división del brigadista César Díaz Peche, removido de la jefatura del Comando Especial del Vraem (CEVRAEM) por el bombardeo en Mazángaro (Junín), se suman los casos de otros dos oficiales promovidos al grado inmediato superior –en el Ejército y en la Fuerza Aérea– que están implicados en ese operativo militar que provocó la muerte de un poblador e hirió a otros cuatro comuneros.

Se trata del coronel EP Miguel Gonzales Bojórquez y del comandante FAP Ángel Ordaya Burneo, cuyos ascensos, a general de brigada y a coronel, respectivamente, fueron oficializados el jueves último, según comprobó Perú21.

Ese día, se publicó en El Peruano la resolución suprema, rubricada por el presidente Ollanta Humala y por el ministro Pedro Cateriano, con la cual se promovió a Gonzales Bojórquez.

Ordaya Burneo fue ascendido con una resolución ministerial, firmada por el mencionado titular de Defensa.

Cuando se efectuó el referido ataque aéreo sobre la comunidad de Nueva Esperanza, el 16 de octubre pasado, el coronel EP Miguel Gonzales era el jefe de Operaciones del CEVRAEM, mientras que el comandante FAP Ángel Ordaya estaba a cargo de la jefatura del Componente Aéreo del mismo comando especial.

Cabe anotar, que respecto a ese bombardeo, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) realizó una indagación preliminar y recomendó denunciar ante el fuero castrense a tres oficiales, entre ellos a Gonzales y a Ordaza.

El coronel Miguel Gonzales habría proporcionado las coordenadas del operativo aéreo al comandante Ángel Ordaya, quien a su vez las transmitió al piloto de la aeronave, el mayor FAP Diego Vera.

Gonzales no habría previsto las consecuencias de un operativo nocturno en esa zona donde existen poblados.

REACCIONESSobre la promoción de estos oficiales, el legislador aprista Javier Velásquez señaló que se trata de una decisión controvertida. "El Gobierno pidió disculpas por el grave error cometido en Mazángaro, pero estos ascensos parecen un desafío a las víctimas y a sus familiares", afirmó a este diario.

Añadió que el ministro Cateriano debe ir al Congreso a explicar las razones por las cuales los mencionados militares fueron promovidos. "Esta situación ante el país da la apariencia que se premia a los que cometen errores y a la incompetencia", subrayó.

Por su parte, el congresista Luis Iberico (PPC-APP), opinó que esos ascensos tendrían que suspenderse y ser revisados "mientras que las investigaciones del caso concluyan. Esto a pesar de que pudo haber sido un accidente".

En tanto, el parlamentario 'chakano' Daniel Mora dijo que el bombardeo sobre una comunidad fue un hecho eventual, sin intención, y que las sanciones que correspondan no deberían incluir la interrupción del ascenso de los mencionados militares.

En tal sentido, la legisladora oficialista Ana María Solorzano afirmó que "se debe respetar la decisión de cada institución" respecto la promoción de su personal.

Voceros del Ministerio de Defensa indicaron que los ascensos fueron propuestos semanas antes del hecho en Mazángaro y que sólo un mandato judicial podría dejarlos sin efecto. La Fiscalía ya indaga este caso.

Ir a portada