Copa América

Arzobispo de Piura desiste de querella contra periodista Pedro Salinas

Monseñor José Antonio Eguren anunció su decisión a través de un comunicado 

Caso Sodalicio: Conferencia Episcopal se pronuncia sobre el caso Pedro Salinas

Pedro Salinas fue sentenciado a un año de prisión suspendida por el delito de difamación agravada. (Juan Ponce / El Comercio)

Pedro Salinas fue sentenciado a un año de prisión suspendida por el delito de difamación agravada. (Juan Ponce / El Comercio)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

A través de un comunicado, el arzobispo de Piura, José Antonio Eguren Anselmi, anunció su decisión de desistir de la querella contra el periodista Pedro Salinas por el presunto delito de difamación agravada.

En el documento, el arzobispo metropolitano de Piura precisa que su intención al presentar la querella contra el comunicador "fue defender el derecho fundamental que tenemos todos al buen nombre, que reflexionemos sobre el valor de la honra de las personas y que se evite hacer imputaciones falsas y agraviantes sin más fundamento".

En virtud a esta demanda, se recuerda, el periodista Pedro Salinas fue sentenciado a un año de prisión suspendida y el pago de una reparación  civil de S/ 80 mil.

La medida generó el rechazo de distintos sectores. Inclusive la Conferencia Episcopal Peruana, presidida por monseñor Miguel Cabrejos, y el arzobispo de Lima, Carlos Castillo, se manifestaron en contra. Más aún, respaldaron al hombre de prensa y destacaron su labor con la cual, remarcaron ha "buscado esclarecer la verdad" a través de investigaciones sobre los abusos sexuales, físicos y psicológicos perpetrados por el Sodalicio.

"La sentencia anticipada, en la que se condena por difamación agravada al periodista Salinas, ha suscitado una serie de reacciones injustificadas, incluso al interior de la Iglesia, que considero afectan un bien superior como es el de la unidad del Cuerpo Místico de Cristo", escribió Eguren en su comunicado aludiendo a ese hecho.

Asimismo, precisó que dado que su "primera responsabilidad es velar por la porción del pueblo de Dios" que se le ha encomendado, renuncia "al derecho que me asiste para defender mi reputación y buen nombre".

"Confío en que esta decisión será valorada en su justa dimensión y pueda contribuir​ a la unidad de los peruanos y de nuestra Iglesia", concluye el pronunciamiento.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada