"El gobierno quiso hacer las modificaciones a los estándares ambientales después de la subasta" sostuvo el legislador  (USI)
"El gobierno quiso hacer las modificaciones a los estándares ambientales después de la subasta" sostuvo el legislador (USI)

El presidente de la Comisión de Energía y Minas del Parlamento, Armando Villanueva, cuestionó este domingo al Ejecutivo por la frustrada venta de los activos de la empresa y apuntó que "fue ilógico" convocar a un remate cuando los estándares ambientales no habían sido modificados.

Cabe recordar que el pasado jueves, el remate de los activos de Doe Run volvió a declararse desierto en tercera y última fecha. Ningún postor se presentó para comprar el complejo metalúrgico de La Oroya (Junín) ni la mina Cobriza (Huancavelica), pese a que el precio de venta base se redujo de US$270 millones a US$196 millones.

En esa línea, el legislador de Acción Popular insistió en que "la convocatoria fue incoherente" y señaló que el año pasado, desde su grupo de trabajo, se advirtió que esa maniobra tendría este tipo de consecuencias.

"El gobierno quiso hacer las modificaciones a los estándares ambientales después de la subasta, eso fue ilógico porque una empresa no querrá adquirir alguna de estas propiedades si no sabe antes las exigencias medioambientales bajo las cuáles podrá operar; el Ejecutivo cometió un error", expresó a Perú21.

Villanueva recalcó que el Ministerio de Ambiente, que regula los estándares en cuestión, y el Ministerio de Energía y Minas "debieron coordinar antes para alinear las medidas y políticas al nivel internacional".

En ese sentido, el congresista consideró que los trabajadores de la empresa, que tienen representación ante la Junta de Acreedores de Doe Run, "están en todo su derecho" de reclamar tras postegarse, nuevamente, la venta de las propiedades.

Ayer, Luis Castillo, representante de los trabajadores, adelantó a este diario que su gremio .

TAGS RELACIONADOS