(USI)
(USI)

La justicia argentina declaró improcedente el pedido de extradición que presentó el gobierno peruano por , sindicado como dirigente del , movimiento de fachada del grupo terrorista .

Según determinó el juez Canicoba Corral, no se hallaron los elementos suficientes para procesar a Echarri por el delito de terrorismo, y se consideraron endebles los argumentos contenidos en el cuadernillo presentado por la procuraduría antiterrorismo del Perú.

Echarri, quien estaba detenido desde hace meses en el penal de Ezeiza, quedará en libertad en las próximas horas y podrá desarrollar su vida con normalidad en Argentina.

La justicia peruana ya informó que apelará ante la Corte Suprema el fallo en primera instancia; sin embargo, si Echarri accede a la condición de refugiado político, se complicaría aun más la posibilidad de que sea devuelto al Perú.

A Echarri, se recuerda, se le procesó penalmente en el Cusco por delitos de terrorismo y, tras ser absuelto por una sala judicial de esa ciudad, la Procuraduría Antiterrorismo interpuso, en 1999, un recurso de nulidad en la Corte Suprema, que dispuso un nuevo juicio.