Los problemas internos en la bancada de por la suspensión impuesta a Javier Diez Canseco y su de la primera dama Nadine Heredia habría mellado la salud de la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara, quien sufrió una descompensación durante una actividad en Ica, su tierra natal.

La funcionaria comenzó a sentir mareos cuando declaraba a los periodistas y tuvo que coger los brazos de su personal de seguridad y asistentes para no desplomarse. De inmediato se le brindó las atenciones necesarias.

Al parecer, la intensidad del sol en la zona y la voceada renuncia de algunos legisladores, como Sergio Tejada, al bloque oficialista afectaron a Jara Velásquez.