En el congreso peruano se analizó la situación de Ecuador y Venezuela. (David Vexelman)
En el congreso peruano se analizó la situación de Ecuador y Venezuela. (David Vexelman)

Amenazas de muerte, censura, limitaciones de acceso a la información pública, detenciones arbitrarias, demandas legales, uso abusivo del poder estatal, intimidaciones y acoso son solo parte de la realidad que diariamente enfrentan cientos de periodistas en Ecuador y Venezuela.

Marianela Balbi, directora del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) de Venezuela, reveló que en lo que va del año se han reportado 241 casos de violaciones a la libertad de expresión en su país.

"Hay una tendencia a criminalizar las acciones de los periodistas, acusándolos de desestabilizar al gobierno, de apoyar la corrupción o, incluso, de delito de terrorismo cuando su postura resulta incómoda", acusó.

El panorama reseñado por César Ricaurte, director ejecutivo de la compañía ecuatoriana Fundamedios, no es mejor. En conferencia de prensa, el periodista denunció que, en vísperas de iniciarse el tercer período gubernamental de Rafael Correa, está en marcha una serie de reformas legales para facilitar el intervencionismo estatal en los medios de comunicación y penalizar el derecho a la opinión.

Los congresistas Luis Iberico, Luis Galarreta y Mauricio Mulder expresaron su preocupación por el recorte de la libertad de expresión en Venezuela y Ecuador, y cuestionaron, además, el silencio de organismos como la Unasur frente a estos atropellos. Asimismo, cuestionaron la inercia de la OEA y demandaron la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

En Ecuador, el Gobierno controla 320 medios públicos y ha prohibido a sus ministros declarar a la prensa "mercantilista".

En Venezuela, los ataques a la libre expresión alcanzan a escritores, caricaturistas y columnistas.

Al respecto, Galarreta dijo que "es una cobardía de Unasur y la OEA mirar el problema desde la tribuna y no tomar medidas".