Alejandro Toledo negó haber recibido coimas de empresa Camargo Correa. (Perú21)
Alejandro Toledo negó haber recibido coimas de empresa Camargo Correa. (Perú21)

negó que en su gestión como presidente (2001-2006) haya ocurrido el pago de unas supuestas coimas para la construcción de la Carretera Interoceánica Sur, y atribuyó a una "mano negra" los intentos por vincularlo con presuntos sobornos efectuados por la empresa constructora brasileña Camargo Correa.

"En nuestro gobierno no hubo ningún desembolso de ninguna parte, no hubo ningún financiamiento del Banco Nacional de Brasil, por eso tuvimos que recurrir al aval de la Cooperación Andina de Fomento y el Banco Interamericano de Desarrollo", explicó el líder de .

Por ello, Alejandro Toledo dijo que le "causa sorpresa" que se pretenda vincularlo con presuntos actos de corrupción que se investigan en Brasil.

"Intuyo que hay una mano negra detrás de los documentos en los que se observa escrito a mano la palabra "Toledo", indicó el ex mandatario sobre lo hallado en uno de los USB incautados a Pietro Gavina Bianchi, ex director y consultor del Grupo Camargo Correa, en el que aparece su apellido junto a US$106 mil.

El líder de Perú Posible aseguró que ha solicitado los documentos correspondientes a la empresa brasileña, a fin de constatar el origen y validez del informe que pretende vincularlo con el caso.

Toledo detalló que, durante su gestión (2001-2006), junto al entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, solo inauguraron del puente Inambari y el tramo a Puerto Maldonado, de la Carretera Interoceánica.

"El total el costo de la Interoceánica fue de 850 millones de dólares, que ha terminado en más de mil millones con las adendas que se han hecho después de mi gobierno", afirmó Toledo en clara referencia a que las modificaciones al contrato original ocurrieron en la gestión de .

Información de la prensa de Brasil da cuenta de los presuntos pagos de coimas para la construcción del tramo cuatro de la Carretera Interoceánica, que une al Perú con Brasil, en base documentos incautados por la Policía Federal de Sao Pablo en las oficinas del grupo Camargo Correa en el año 2009, en el operativo 'Castillo de Arena'.