El líder de Perú Posible señaló que “mis enemigos no descansan".
El líder de Perú Posible señaló que “mis enemigos no descansan".

El ex presidente Alejandro Toledo aseguró que después de 11 años de haber concluido su gobierno y pese a múltiples investigaciones no le encuentran nada pero, pese a ello, quieren perjudicarlo.

A través de sus redes sociales, el líder de Perú Posible señaló que "mis enemigos no descansan. Y al no encontrarme nada, me quieren hacer daño internacionalmente. No lo lograrán", data el mensaje.

El ex gobernante manifestó que ahora se meten con su trabajo, con su vida académica y la de su esposa. "Están averiguando si estoy o no en la Universidad de Stanford y si dicto clases aquí o no. Soy Visiting Scholar, es decir un profesor-investigador a tiempo completo…".

En otro párrafo de la carta dirigida a los militantes de Perú Posible, Toledo indicó que está presto para colaborar con la justicia. "De ella nunca me corro. Pero justicia; no venganza".

El ex presidente es investigado por el presunto delito de lavado de activos por la compra de una casa en Las Casuarinas y una oficina en Surco por casi US$5 millones. Actualmente, cuenta con comparecencia restringida.

El pasado 16 de enero, la Procuraduría de Lavado de Activos a cargo de Janet Briones solicitó a la fiscal Manuela Villar –que investiga el caso Ecoteva– que se le varíen las reglas de conducta al ex mandatario, entre las cuales figura que solicite una autorización judicial para abandonar el país.

La solicitud de la procuradora Briones considera que debido a la gravedad de los hechos, los daños causados al Estado y al peligro de fuga de los implicados se debe modificar las reglas de conducta. Añadió que debido a la facilidad con la que los procesados vienen efectuando viajes al extranjero, no estaría garantizada su presencia en el país.

Más información