(USI)
(USI)

La salud del expresidente sigue siendo de cuidado. El último domingo – víspera de Año Nuevo– tuvo una recaída que obligó a su médico personal y congresista y al médico del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) a trasladarse hasta la sede de la Diroes por esta emergencia.

Fuentes penitenciarias precisaron a este diario que el técnico en enfermería que atiende al exmandatario no pudo controlar la caída de presión arterial y tuvo que pedir apoyo del médico del INPE y de Aguinaga, quien solicitó la presencia de un cardiólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

SE LE BAJA LA PRESIÓN, abogado de Fujimori, informó a Perú21 que visitó a este el sábado y que lo encontró "muy desmejorado" y "con serios y evidentes problemas de salud. Ese día tuvo una caída de presión significativa", indicó. La noche del domingo, la situación se complicó y obligó a Aguinaga a acudir de emergencia a la Diroes. "Tenía el pulso lento (bradicardia), lo que podía desencadenar en un paro cardíaco. Además, había perdido fuerza en la pierna derecha", informó el legislador a este diario.

Esta situación obligó al cardiólogo del INEN a solicitar al psiquiatra de Fujimori –condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad– que le reduzca la dosis de los medicamentos para la depresión.

"Hemos solicitado al INPE una evaluación médica completa al expresidente en un clínica", señaló Aguinaga.

Consultado sobre si estos problemas de salud obligarían a la familia Fujimori a presentar una acción de amparo, Nakazaki respondió. "Vamos a ver, pero ese tema no ha sido discutido". Recalcó que la única salida aprobada por la familia es el indulto humanitario y cuestionó que la comisión de gracias no acelere su trabajo pese a las condiciones en las que se encuentra el exjefe de Estado.

DATOS

- El expresidente Fujimori padece de una leoucoplasia en la cavidad bucal, por la que ha tenido que ser intervenido cinco veces. Ahora solo pesa 62 kilos.

- El subdirector del INEN, Julio Abugattás (primo del expresidente del Congreso), se opuso al traslado del cardiólogo a la Diroes el domingo, según Aguinaga.