(USI)
(USI)

El expresidente destacó hoy la en su interés en comprar los activos de la empresa Repsol en el Perú, pretensión duramente criticada por tratarse de una maniobra estatistas y perjudicial para el país.

"El Perú, felizmente, ha frenado una maniobra chavista. Se ha detenido el absurdo de comprar una refinería en crisis para manipular los precios del gas, aunque después haya una pérdida enorme que los peruanos paguen después de la reelección", señaló García Pérez en RPP.

El líder aprista consideró, en ese sentido, que sigue en pie el plan para legitimar la llamada 'reelección conyugal', que lleve a la primera dama a postular a la Presidencia en las elecciones del 2016.

"Estamos camino a una suerte de golpe legal para imponer una candidatura. Y, en pequeño, yo formo parte de esa estrategia. El objetivo a destruir es Alan García, porque se opone a esta candidatura", manifestó.

Por esa razón, rechazó las denuncias en su contra y dijo que "solo personas enfermas pueden tirar sobre mi vida la porquería de su alma".