(USI)
(USI)

El expresidente defendió hoy la en el barrio de San Antonio, en Miraflores, valorizado en US$800 mil, al asegurar que toda la transacción está justificada y declarada.

"No tengo nada que ocultar a los peruanos (…) Para los malpensados y malvados que nunca faltan, debo decirles que en los últimos 18 meses he trabajado bastante como conferencista internacional", afirmó.

El exmandatario reiteró que cobra unos US$50 mil por cada conferencia que da a nivel internacional y dijo que puede probar esos ingresos. "Faculto a ver mis cuentas corrientes, los envíos que me han hecho las asociaciones por las conferencias y ver los pagos que he recibido por los libros que he publicado", señaló en RPP.

Además, sostuvo que 300 mil de los US$800 mil los pagará mediante un crédito a tres años. "Y déjenme decirles que aún me duele el ojo por la cantidad que he pagado", afirmó.