Como si calentara motores para una eventual campaña presidencial, el exmandatario participó esta mañana de una actividad en San Martín de Porres, donde se presentaron obras de agua potable concluidas durante su último gobierno.

El exjefe de Estado improvisó un discurso ante los pobladores asistentes y se dio un baño de popularidad, aunque no quiso confirmar si postularía a la presidencia en el 2016.

"No es mi deseo, pero siempre recibo con cariño lo que la población me pide. Son expresiones de afecto (…) Pero uno nunca está alejado de ella", manifestó García Pérez.

Consultado sobre si esta actividad podría ser una provocación, dijo: "Soy un expresidente que viene a ver una obra grande para 105 mil personas. Yo no provoco a nadie, ya estoy bien viejo y he sido dos veces presidente para andar provocando. No soy un torero cualquiera", aseguró.

DENUNCIAS DE MEGACOMISIÓNSobre la investigación en el Congreso que pesa sobre su gestión por , García aseguró que está a favor de que el Parlamento indague, aunque dijo estar seguro de que no se hallará responsabilidades.

"Nosotros dimos los decretos de urgencia correspondientes y acá estoy yo para responder por todos esos decretos porque sirvieron para darle agua a la gente. Y si volviera a ser presidente, firmaría más decretos por los pobres y los humildes", declaró.

Indicó que dichos decretos son necesarios para solucionar problemas, por lo que los gobernantes no deben temer al momento de firmarlos. "El que llega con el corazón tembloroso al gobierno no hará nunca la obra que el pueblo necesita", agregó.

Por último, dijo que si se encuentra a algún funcionario culpable de corrupción, debe aplicarse la sanción correspondiente. "Que le corten el cuello y le hagan avergonzar a él y a las próximas cinco generaciones de su familia", sentenció.